Diez datos curiosos sobre La Sirenita de Copenhague

Este emblemático monumento danés se inauguró el 23 de agosto de 1913 y se ha convertido desde entonces en todo un icono de la ciudad báltica.

 

1. Encargo de un magnate cervecero

La Sirenita (en danés, Den lille Havfrue) es una escultura de bronce que representa a una sirena en la bahía del puerto de Copenhague, capital de Dinamarca. La obra fue encargada en 1909 por el empresario cervecero Carl Jacobsen, hijo del fundador de Carlsberg, que la donó a la ciudad después de que fuera instalada e inaugurada el 23 de agosto de 1913.

 

2. Basada en el cuento de Andersen

La figura está inspirada en la protagonista del relato homónimo del gran escritor danés Hans Christian Andersen (1805-1875), que lo publicó originalmente en 1837. La historia de amor contracorriente entre una joven sirena y un apuesto príncipe al que salva de morir ahogado conoció una renovada popularidad tras ser llevada al cine por Disney en 1989. 

 

3. Homenaje a una bailarina

Con esta estatua, Jacobsen quiso rendir tributo a la bailarina danesa Ellen Price, gran estrella del Ballet Real, que había cosechado en ese año de 1909 un enorme éxito por su actuación en un ballet que adaptaba el texto de Andersen. El cervecero era un admirador incondicional de la diva.

 

4. El autor (y su mujer)

El artista encargado de la ejecución de la escultura fue Edvard Eriksen, de origen islandés. Este tropezó con un obstáculo: Ellen Price se negaba a posar desnuda para él, por lo que tuvo que utilizar como modelo a su esposa. No obstante, la cabeza y el rostro de La Sirenita sí son los de la bailarina.

 

5. Características y ubicación

La estatua, hecha en bronce fundido, mide 1,25 metros de alto y pesa 175 kg. Se encuentra de forma permanente en el paseo costero de Langelinie, sobre unas rocas que se adentran en el mar Báltico, dentro de la bahía del puerto de Copenhague y cerca del Palacio Real de Amalienborg.

 

 

6. De escultura a símbolo

Pese a su relativa juventud –poco más de un siglo–, La Sirenita se convirtió pronto en uno de los símbolos nacionales daneses y en una de las obras más icónicas de la capital, junto con el Teatro Real (fundado en 1748), el Museo Nacional (1807) o el mencionado Palacio de Amalienborg (1750-1768).

 

7. Viaje a China

El 26 de marzo de 2010, La Sirenita viajó nada menos que hasta Shanghái (China) para presidir el pabellón danés en la Exposición Universal celebrada en dicha ciudad. Se trató de la primera y última salida del país de la escultura, que permaneció en China los seis meses que duró la Expo. 

 

8. Una réplica en Torrejón

Se han hecho varias reproducciones y réplicas de la famosa figura... y la más reciente está en España. Concretamente, en el Parque Europa de Torrejón de Ardoz (Madrid), inaugurado en 2010, hay una réplica situada junto a un lago emulando la ubicación en el mar de la original.

 

9. Han, su alter ego

Asimismo, el 3 de junio de 2012 se inauguró en Elsinor (Dinamarca) un alter ego masculino de La Sirenita llamado Han (Él), obra de los escultores Ingar Dragset y Michael Elmgreen y que se asienta, al igual que su compañera, sobre una gran piedra que mira al mar.

 

10. Actos vandálicos

Pese a ser declarada Monumento Nacional, la escultura no se ha librado de numerosos actos vandálicos. Así, entre 1964 y 2017 fue decapitada dos veces –la primera no se pudo recuperar la cabeza y se tuvo que hacer una nueva–, pintarrajeada otras dos, hecha caer al agua con explosivos, se la intentó desmembrar... y se le soldó a una mano un juguete erótico.

 

Nacho Otero

Nacho Otero

Soy escritor desde siempre, y redactor y corrector en Muy Historia y otras publicaciones de G+J desde hace casi treinta años. Puedes contactar conmigo a través del correo iotero@zinetmedia.es

Continúa leyendo