Descubren los restos de uno de los barcos más famosos del siglo XVII

El buque de guerra Gloucester fue uno de los barcos más famosos del siglo XVII y es que llevaba a bordo al futuro rey de Inglaterra, Jacobo II, cuando naufragó hace 340 años. Los restos del pecio han aparecido frente a la costa de Norfolk, en el Reino Unido.

Unos buceadores encuentran los restos del Gloucester, un buque de guerra que fue muy famoso en el siglo XVII por transportar al futuro rey de Inglaterra, Jacobo II, cuando se hundió hace ya 340 años. Los restos del pecio se han localizado frente a la costa de Norfolk, en Reino Unido.

La historia del Gloucester comienza en 1652, cuando fue encargada su construcción. Dos años más tarde fue botado y en 1682 fue elegido para llevar al por entonces duque de York, a Edimburgo para recoger a su esposa, cuyo embarazo era de riesgo, y a sus familiares y llevarlos de vuelta a la corte del rey Carlos II, en Londres, a tiempo para el nacimiento de su hijo, que sería heredero del trono.

El barco zarpó de Portsmouth y el duque y su séquito embarcaron frente a Margate, tras haber viajado en yate desde Londres. A las 5:30 del 6 de mayo, el Gloucester encalló a unos 45 km de Great Yarmouth tras una disputa por la navegación en los traicioneros bancos de arena de Norfolk. El duque, que había sido gran almirante, había discutido con el piloto por el control del rumbo del barco. En una hora, el buque se hundió y cientos de tripulantes y pasajeros perdieron la vida. El duque sobrevivió a duras penas, ya que retrasó el abandono del barco hasta el último momento. En el Gloucester también viajaban varios cortesanos ingleses y escoceses prominentes, entre ellos John Churchill, más tarde primer duque de Marlborough.

El administrador naval Samuel Pepys, que presenció los acontecimientos desde otro barco de la flota, escribió su propio relato, en el que describía la angustiosa experiencia de las víctimas y los supervivientes, algunos de los cuales fueron recogidos "medio muertos" del agua.

En 2007 los hermanos Julian y Lincoln Barnwell, su padre Michael y dos amigos, entre ellos el antiguo submarinista de la Marina Real, James Little localizaron el lugar donde se había producido el naufragio. El Gloucester estaba partido por la quilla y había restos del casco sumergidos en la arena. Más tarde se recuperó la campana del barco, fabricada en 1681, y en 2012 fue utilizada por el Receptor de Naufragios y el Ministerio de Defensa para identificar de forma decisiva el buque.

El hallazgo se hace público ahora debido a que se ha tardado mucho en confirmar la identidad del barco y que, además, los restos del pecio se encuentran en un lugar de “riesgo”, en aguas internacionales.

Entre los objetos que se han encontrado hay ropa y zapatos, equipos de navegación y otros equipos navales profesionales, objetos personales y muchas botellas de vino. De hecho, una de ellas lleva un sello con el escudo de la familia Legge, antepasados de George Washington, el primer presidente de Estados Unidos. El escudo fue un precursor de la bandera de las barras y estrellas norteamericana. Además, había algunas botellas sin abrir, con vino en su interior, lo que ofrece interesantes oportunidades para futuras investigaciones.

Por la edad y el prestigio del barco, el estado del pecio, los hallazgos ya rescatados y el contexto político del accidente, el descubrimiento es calificado por la profesora Claire Jowitt, experta en historia marítima de la Universidad de East Anglia (UEA), como el más importante desde el Mary Rose.

Para la primavera de 2023 está prevista una gran exposición, fruto de la colaboración entre los hermanos Barnwell, el Servicio de Museos de Norfolk y el socio académico UEA. La exposición, que se celebrará de febrero a julio en el Museo y Galería de Arte del Castillo de Norwich, mostrará los hallazgos del naufragio, incluida la campana que confirmó la identidad del barco, y compartirá las investigaciones históricas, científicas y arqueológicas en curso.

El profesor Jowitt, una autoridad mundial en historia cultural marítima, es uno de los comisarios de la exposición. "Debido a las circunstancias de su hundimiento, se puede afirmar que se trata del descubrimiento marítimo histórico más importante desde el levantamiento del Mary Rose en 1982", afirmó. "El descubrimiento promete cambiar fundamentalmente la comprensión de la historia social, marítima y política del siglo XVII”.

"Es un ejemplo excepcional de patrimonio cultural subacuático de importancia nacional e internacional. Una tragedia de considerables proporciones en términos de pérdida de vidas, tanto privilegiadas como ordinarias, la historia completa del último viaje del Gloucester y el impacto de sus consecuencias necesita ser contada de nuevo, incluyendo su importancia cultural y política, y su legado. También intentaremos establecer quiénes más murieron y contar sus historias, ya que actualmente se conocen las identidades de una parte de las víctimas", explicó Jowitt.

 

Referencia: Wreck of historic royal ship discovered off the English coast. 2022. University of East Anglia. https://www.uea.ac.uk/news/-/article/wreck-of-historic-royal-ship-discovered-off-the-english-coast

Mar Aguilar

Mar Aguilar

Aprendiendo cada día un poco más. Puedes escribirme a maguilar@zinetmedia.es

Continúa leyendo