Curiosidades sobre Elvis Presley

¿Sabes que Elvis utilizaba tres tipos de gomina diferente para peinarse el tupé? Los que conocieron a Elvis en los inicios de su carrera coinciden en que era un chico sencillo y modesto, pero preocupado por su aspecto.

Todos los que conocieron a Elvis Presley en los inicios de su carrera coinciden en que era un chico sencillo y modesto, pero absolutamente preocupado por su aspecto. Con sus primeros dólares se compraba trajes en Lansky?s, una pequeña tienda de Memphis donde el dueño le traía modelos en tonos rosas y blancos sólo para él. Con el paso de los años, su gusto se fue haciendo cada vez más barroco: le apasionaban las joyas, los trajes de cuero ajustados, grandes cinturones... Y, cuando ya estaba en el estrellato contrató al sastre de Frank Sinatra, que fue el artífice de sus trajes con capas, que imitaban al Capitán Trueno. Su tupé, perfectamente esculpido, fue sin duda una de sus principales señas de identidad. "Me fascinaba mirar cómo se peinaba por la mañana", recordaría su amigo, el músico Jimmie Rodgers Snow. "Usaba tres aceites diferentes para el pelo. En la parte delantera, una cera muy fuerte para el tupé, un tipo de aceite para la parte de arriba y vaselina atrás. Decía que era la única forma de que el pelo cayera perfecto mientras actuaba".

En casa como en ningún sitio


Cuando comenzó a ganar dinero, su única pretensión era comprar una casa para sus padres. Y eso es lo que hizo en 1957, cuando adquirió la casa más famosa del mundo: Graceland. Con 18 habitaciones y un espectacular jardín, el cantante buscaba sobre todo que su madre se sintiera cómoda y feliz, por lo que mandó construir un gallinero donde Gladys daba de comer a sus animales. La mansión, decorada por George Golden, es un batiburrillo de estilos recargados, que van desde la psicodelia de la "habitación de la televisión" al aspecto selvático de la "estancia salvaje".

La casa siempre ha producido una atracción irrefrenable sobre sus fans, y cuando todavía Elvis vivía en ella ya peregrinaban hasta sus puertas. Es el caso de Bruce Springsteen que trató de saltar la valla de la mansión en 1976 -aunque fue detenido- o Jerry Lee Lewis, que pistola en mano, se plantó en la puerta de Graceland en noviembre de 1976, afirmando que quería matar al Rey. Aunque era su hogar principal, Elvis tenía otras casas, como la de Bel Air, donde sus invitados más celebres fueron los Beatles, que acudieron a la casa en 1965. Cuando los de Liverpool entraron en ella, se encontraron con Elvis tirado en un sofá, tocando el bajo y contemplando la televisión sin sonido. "Sé que Paul, Ringo y George estaban tan nerviosos como yo", recordaría después John Lennon. "Éste era el chico al que habíamos mitificado durante años. (...) Sin embargo, Elvis hizo lo posible para que nos sintiéramos como en casa". Todos se relajaron con una sesión conjunta entre los Fab four y el de Tupelo.

También te puede interesar:

Las aficiones de Elvis


Además de su pasión por las armas, el cantante desarrolló un sorprendente afán por las placas de policía auténticas; de hecho, esta afición le llevó hasta la propia Casa Blanca. El 21 de diciembre de 1970 se producía en el Despacho Oval una reunión buñueliana. Richard Nixon decidió recibir a Elvis, después de que éste se plantara en las puertas de la Casa Blanca con una carta en la que le pedía al Presidente una entrevista y le enviaba como regalo una Colt 45 con siete balas de plata. Preocupado por la decadencia de una juventud enganchada a las drogas, el cantante solicitó al Presidente una placa de agente federal de lucha antidroga. Nixon, herido de muerte por la desastrosa guerra de Vietnam, pensó que una foto con Elvis podía otorgarle publicidad entre los jóvenes. Así, el cantante logró su placa oficial y Nixon la instantánea deseada.

Una relación ilegal

 

La relación de Elvis con Priscilla habría sido ilegal en la actualidad. Y es que Priscilla Beaulieu era realmente joven cuando Elvis comenzó a salir con ella. Se casaron, y fue la única mujer con la que Elvis hizo sus votos. La vida fue un torbellino para la joven adolescente cuando llegó a la mayoría de edad casada con el hombre más codiciado del mundo, pues Priscilla solo tenía 14 años cuando se conocieron y Elvis 24.


Elvis tuvo un hermano gemelo


El 8 de enero de 1935, Elvis Aron Presley nació en la casa de dos habitaciones de sus padres en East Tupelo, Mississippi, unos 35 minutos después de su hermano gemelo idéntico, Jesse Garon, que nació muerto. Al día siguiente, Jesse fue enterrado en una tumba sin nombre en el cementerio cercano de Priceville. Elvis, quien habló de su gemelo a lo largo de su vida, creció como hijo único en una familia pobre.

 

 

Interés temprano por la música



Criado por padres amorosos y de clase trabajadora, la familia de Presley tenía poco dinero y se mudaban de un lugar a otro con frecuencia. Estaba profundamente dedicado a sus padres, especialmente a su madre, Gladys, y fue criado para tener una fuerte fe en Dios. Presley asistió a la Asamblea de la Iglesia de Dios con sus padres, donde la música gospel se convirtió en una influencia importante para él. Su madre le regaló su primera guitarra como regalo de su cumpleaños número 11 en 1946 y pocos años más tarde ganó un concurso de talentos en Humes High School en Memphis. Después de graduarse en 1953, trabajó en varios trabajos mientras perseguía su sueño musical. Sam Phillips acogió en su sello discográfico a Elvis Presley y su primer sencillo salió a la luz en 1954.

 

 

Diversión en el escenario

 

¿Sabías que a Elvis le gustaba cambiar las letras de sus canciones durante los conciertos en directo para divertirse?. En una ocasión en Las Vegas en 1969, en lugar de cantar "¿Miras a tu puerta y te imaginas allí?", cantaba: "¿Te miras la cabeza calva y deseas que tenga pelo?".

 

 

El fin del sueño americano de Elvis

 

Casi de inmediato cuando se hizo pública la muerte de Elvis el 16 de agosto de 1977, seguidores de todo el mundo se reunieron en Graceland para despedirse de él. En cierto modo, ese duelo nunca ha cesado: Graceland sigue siendo una de las principales atracciones turísticas del país, y los álbumes de Presley y otros artefactos continúan vendiéndose rápidamente. Cada mes agosto, multitud de personas acude a Graceland para honrarle en el aniversario no de su nacimiento sino de su muerte. A lo largo de estos años han surgido rumores de que realmente no había muerto, que su muerte era una falsificación diseñada para liberarlo de la fama. Pero lo cierto es que así fue. Eso sí, sus imitadores son legión en todo el mundo.

 

Curiosidad: El 16 de noviembre de 2018: el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, otorgó póstumamente a Elvis Presley la Medalla Presidencial de la Libertad, el mayor honor civil de la nación, junto con otras seis personalidades, incluido el fenómeno del béisbol Babe Ruth y el juez de la Corte Suprema Antonin Scalia.

 

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Ahora mismo soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo