Vídeo de la semana

¿Cuál fue la primera compra en internet?

Una pista: en muchos sitios se trata de un producto ilegal cuyo uso solo está permitido bajo condiciones médicas.

Tecnología e internet
Getty

Cada segundo, en internet se compran y venden productos por un millón de euros. Las ventan online son actualmente tan importantes que, en 2013 cuando Amazon cayó por un problema de sistema durante 40 minutos, se perdieron 5 millones de euros. Este era un escenario impensable cuando nación la red de redes. De hecho Internet se ha convertido en el mercado mundial más importante de compra y venta. Pero no fue siempre así y hubo una época en la cual era apenas un conjuntos de cables y ordenadores conectados y las páginas web, las transacciones encriptadas y el dinero digital eran algo del futuro. Entonces, ¿cuál fue la primera compra realizada en línea? ¿Comida? ¿Bebida? ¿Música o libros? Nada de eso. Cuando unos jóvenes emprendedores de Stanford hicieron la primera venta online de la historia, fue marihuana. Y esta transacción inicial allanó el camino para décadas de negocios ilícitos en línea.

Es importante tener en cuenta que esta primera venta no se publicó en una versión anterior de eBay o Amazon. El producto que pasó de mano a mano era una pequeña bolsa de marihuana vendida a través de una cuenta de Arpanet (el predecesor de internet) en el laboratorio de inteligencia artificial de Stanford y en el M.I.T. en 1972. A día de hoy no está claro quién participó en la venta, pero sí que precisó de una tecnología y una programación que hasta aquel momento no existía.

Esta venta online inicial no se realizó de la misma forma que compramos algo en la actualidad, más bien usó un sistema similares a los primeros tiempos de Wallapop: no hubo intercambio de dinero, ni números de cuentas bancarias, tan solo un acuerdo por el precio y un encuentro en persona.

Pero gracias a esta venta única de una pequeña cantidad de marihuana, los futuros emprendedores en línea y las empresas se dieron cuenta de que podían usar Internet para vender lo que quisieran. En 1974, Donald Sherman pidió una pizza y 10 años después, una mujer británica de 72 años llamada Jane Snowball usó el videotexto de su televisor para hacer un pedido de comida. Pero todos ellos son apenas eso: pedidos, solicitudes o intercambios en los que no llegó a enviarse dinero por la red.

La primera venta en línea que reconoceríamos como tal actualmente, con datos de una tarjeta bancaria, no se produjo hasta 1994. El 11 de agosto de ese año, Dan Kohn vendió una copia del álbum de Sting Ten Summoner's Tales a un hombre en Filadelfia por poco más de 12 dólares más gastos de envío, pagado con tarjeta de crédito encriptada. Kohn se jactó más tarde: "Incluso si la N.S.A.(la agencia nacional de seguridad de Estados Unidos) de estaba espiando la operación, no podían obtener su número de tarjeta de crédito”. Kohn tenía por entonces 20 años y había creado un sitio web, llamado NetMarket que fue comprado por otra empresa en 2001 y llegó a tener una facturación anual de mil millones de euros.

Continúa leyendo