Vídeo de la semana

¿Cómo han evolucionado los sistemas de alarma?

¿Sabías que la primera alarma electrónica como tal se inventó en el año 1852?

Prosegur.
Prosegur.

Los sistemas de alarmas permiten que nos sintamos más seguros en el ámbito personal y en el empresarial. Sentirse protegido es algo muy importante, con independencia del lugar del que estemos hablando. Y es que un robo puede hacer que se produzcan pérdidas de importancia que puedan llevarnos a una situación muy complicada.

Con el paso de los años, la tecnología avanza a pasos de gigante. Ha aumentado el acceso a la tecnología y uno de los sectores al que más ha afectado es al mundo de las alarmas.

En este artículo, de la mano de expertos en seguridad como Movistar Prosegur Alarmas, vamos a hacer un poco de retrospectiva para comprender un poco cuál ha sido la evolución de estos sistemas.

Sistemas de alarma y sus cambios a lo largo de la historia

La primera alarma

En contra de lo que nos pueda llegar a parecer, los sistemas de alarma han existido desde hace mucho tiempo. Los primeros sistemas de alarma eran perros de guardia que eran utilizados para proteger el lugar de personas no autorizadas para acceder al mismo.

Sin embargo, no hablamos de la primera alarma electrónica cómo tal hasta el año 1852, momento en el que Edwin Holmes la crea en Boston (Masachuttes).

Se trataba de una alarma muy sencilla, pero implantaría el concepto que hoy por hoy se mantiene. Es decir, emitir ruidos muy fuertes con el objetivo de alertar y conseguir que los ladrones se alejen del lugar.

Holmes crearía un sofisticado negocio a través de este invento. Sin embargo, no terminaría de interesar a la American Telephone And Telegraph hasta el año 1905, momento en el que se lo compra con el objetivo de combinarlo con la red eléctrica. Lo que se conseguía con esto no era únicamente generar ruidos fuertes, sino también enviar mensajes a la policía para que pudieran presentarse de inmediato en el lugar del robo.

Aparición de la primera compañía de alarmas

Muchos emprendedores llegaron rápidamente a la conclusión de lo útiles que resultaban las alarmas como sistemas de prevención de robos. Es así como en el año 1975 aparece una compañía llamada Tyco-ADT que se especializaría en servicios de transmisión de mensajes.

Con esta idea rudimentaria, la empresa seguiría creciendo hasta convertirse en una de las entidades líderes en servicios de alarma para hogares.

Avance hacia a las alarmas cada vez más sofisticadas

Por desgracia, la propia tecnología ha beneficiado también a los ladrones. El método de robo se ha vuelto cada vez más sofisticado por lo que los sistemas de seguridad también han tenido que seguir el mismo camino, adaptándose a la manera de proceder de los ladrones y a los nuevos conocimientos que habían adquirido.

Una de las características de los sistemas de alarma actuales es su gran capacidad de integración con otros dispositivos de nuestro hogar. Así, no solo son capaces de poder detectar un intento de robo, sino que también podrían indicar un incendio, inundaciones, fugas de gas, así como otros eventos de gran importancia.

Alarmas inteligentes

Otro rasgo que representa a las alarmas actuales es que son cada vez más inteligentes: entre otras cosas, esto significa que han sido diseñadas para que puedan ser controladas sin complicaciones por parte de los propietarios del hogar o de cualquier tipo de negocio.

Por ejemplo, que las cámaras que forman parte del sistema de alarma se puedan controlar a través de una app que se instalará en el teléfono móvil o tablet. Incluso, desde la app, sería intuitivo controlar ciertas funciones, como mover la cámara para enfocar a otro lugar.

Todo esto es muy práctico para que los propietarios de los sistemas de alarma puedan estar controlando en todo momento por si se produjese algo extraño.

Los ladrones podrían presentarse en la época de vacaciones, ya que es su momento favorito para hacerlo. Gracias a estos sistemas de seguridad inteligente, tan solo necesitaremos conectarnos con nuestra app al sistema con el objetivo de determinar si en nuestro hogar o negocio todo va bien.

En el caso de que no sea así, la alarma se encargaría de protegernos.

Funcionamiento de un sistema de alarma

Dependiendo de lo que se esté buscando, podemos encontrar diferentes tipos de sistemas de alarma o sistemas de seguridad. Podría tratarse de una alarma sencilla, o bien de un completo sistema de videovigilancia; incluso, ambos sistemas están pensados para poder utilizarse de manera conjunta.

Algunos sistemas incluyen sensores de movimiento para controlar mejor los accesorios no autorizados, otros tienen sistemas de teclado que piden una contraseña de acción, entre otras tantas opciones.

En definitiva, los sistemas de alarma han evolucionado mucho con el paso de los años. Y esto es imparable: Quien sabe las innovaciones que todavía están por llegar en el mundo de las alarmas y de la videovigilancia.

Continúa leyendo