Cinco películas de cinco países diferentes sobre la Segunda Guerra Mundial

Desde el fanatismo ideológico de las juventudes hitlerianas a la desolación más absoluta de la ruina japonesa.

 

El 30 de abril de 1945, el dictador Adolf Hitler se suicidó en su búnker de Berlín de un tiro en la sien derecha. Durante los días siguientes, las cápsulas de cianuro y los tiros en la cabeza se combinaron con las múltiples de capturas de jerarcas nazis por parte de los aliados. Solo una semana más tarde del suicidio del dictador, el Tercer Reich claudicaba oficialmente de la Segunda Guerra Mundial con su rendición incondicional. Terminaba así el conflicto en Europa que se prolongó durante otros cuatro meses hasta que el Imperio japonés siguió los pasos de las potencias fascistas europeas. Antes del propio final del conflicto, la guerra y los nazis eran uno de los temas favoritos de las productoras cinematográficas. Estas son algunas de las producciones que mejor han reflejado la contienda.

El puente (República Federal Alemana, 1959)

El horror alemán visto desde la óptica alemana. La alienación de un pueblo reflejada en los más jóvenes, el fanatismo político llevado al extremo del sacrificio de unos chavales que están dispuestos a entregar su vida por su Führer. La película fue rodada más de veinte años después del final del colapso del Tercer Reich en la Alemania del Este y refleja el final de la guerra en un pequeño pueblo que está a punto de ser tomado por los aliados.

Lo que al principio de la película son unos niños que “juegan a la guerra” con sus primeras formaciones, se vuelve en una cuadrilla de fanáticos cuando les encomiendan la defensa del puente que lleva al pueblo. Las escenas de sacrificio hasta la muerte de los niños siguen impresionando y son una de las mejores muestras de los horrores de la guerra.

La tumba de las luciérnagas (Japón, 1988)

Película de animación japonesa dirigida por Isao Takahata y una de las primeras joyas de Estudio Ghibli. Película no apta para todas las edades ni para todos los estados de ánimo. La cinta cuenta la durísima historia de una pareja de jóvenes hermanos japoneses durante los últimos meses de la Segunda Guerra Mundial.

La película muestra la destrucción generada en el país asiático y las penalidades sufridas por la población civil. Los bombardeos americanos, los edificios derruidos, la miseria y el hambre extrema son el contexto en el que tienen que lidiar la pareja de hermanos, después de haber perdido a la madre y con el incertidumbre del destino de su padre, marino de la Armada japonesa.

Fotograma de ‘Salvar al soldado Ryan’
Fotograma de ‘Salvar al soldado Ryan’

Salvar al soldado Ryan (Estados Unidos, 1998)

Obra de 1998 que devolvió al cine bélico a los altares del celuloide y que demostró, una vez más, la maestría de Steven Spielberg. El director, que cinco años antes había firmado con

‘La lista de Schindler’ una de las obras cumbres sobre el Holocausto, se atrevió con el género bélico volviendo a dejar una obra maestra que se llevó cinco premios Oscar y que fue todo un éxito en taquilla. La media hora del desembarco aliado en la playa de Omaha en Normandía sigue siendo una de las cumbres del cine bélico.

Un grupo de soldados estadounidenses emprenden la misión de buscar y proteger a James Francis Ryan, que ha perdido a sus otros tres hermanos en combate, una aventura inspirada en la historia real de los hermanos Niland.

El hijo de Saul (Hungría, 2015)

El horror dentro del horror. La maquinaria criminal de Auschwitz desde dentro del campo y desde la óptica de una de las más brutales posiciones que ha podido experimentar un ser humano. El protagonista al que acompaña la cámara durante todo el metraje Saul

Ausländer, prisionero húngaro judío de Auschwitz y miembro de uno de los

Sonderkommando, encargados de vaciar y limpiar las cámaras de gas y quemar los cadáveres de judíos como él. En un momento, Saul decide dar un entierro digno a uno de los niños asesinados.

El hijo de Saul ganó todos los premios internacionales posibles en el año 2015 y puso un nueva marca en la forma de narrar el Holocausto.

Hermanos de Sangre (Estados Unidos, 2001)

Como bonus extra de esta lista, merece entrar la serie ‘Hermanos de Sangre’, actualmente disponible en HBO Max. La guerra mundial desde la formación de los reclutas en Estados Unidos hasta la victoria final en Alemania. La primera gran producción en la era de las series que fue capaz de mantener el tono de Salvar al soldado Ryan, con la que tantas veces se ha comparado. La serie está basada en hechos reales y sigue los pasos la Compañía Easy del 506.º Regimiento de Infantería de Paracaidistas, de la 101.ª División Aerotransportada del Ejército de los Estados Unidos. 

No importa el número de visionados de la serie para seguir estremeciéndose con el penúltimo capítulo de la historia. Titulado "Why We Fight" (Por qué luchamos), muestra la incredulidad de los americanos al ver a centenares de judíos moribundos en uno de los campos nazis. La pestilencia del centro, los cuerpos cadavéricos, y los montones de cadáveres explotan en la cara del espectador que siente el mismo desconcierto que tuvieron que sentir soviéticos, ingleses, franceses o americanos al descubrir el horror del Holocausto. 

Continúa leyendo