Centenario del Alzamiento de Pascua

La más famosa rebelión de los irlandeses contra Inglaterra, que marcó el comienzo de la independencia de Irlanda, cumplió 100 años de su nacimiento y muerte en 1916.

Centenario del Alzamiento de Pascua
Imagen: Getty Images.

El llamado Alzamiento de Pascua fue una rebelión que tuvo lugar en Irlanda contra el gobierno del Reino Unido el lunes de Pascua de 1916. El Alzamiento constituyó el más conocido intento de tomar el control del país por parte de los republicanos y lograr así la independencia. Este intento revolucionario, que concluyó el 29 de abril, comenzó seis días antes, a fecha del 24, cuando los Voluntarios Irlandeses (brazo armado de la Hermandad Republicana Irlandesa) encabezados por el maestro y abogado Patrick Pearse, así como el Ejército Ciudadano Irlandés del líder sindical James Connolly, tomaron posiciones clave de la ciudad de Dublín y proclamaron la República de Irlanda frente a la Oficina General de Correos (en la actual O’Connell Street de Dublín).

Este episodio suele considerarse el momento clave del proceso de independencia irlandés, aunque también supuso la división entre republicanos y nacionalistas, que hasta entonces habían aceptado la promesa de una autonomía limitada bajo la Corona británica. Dicha autonomía había sido aprobada en 1914, pero fue suspendida debido al estallido de la Primera Guerra Mundial. La rebelión sería sofocada tras seis días de enfrentamientos, aunque sería considerada un éxito a largo plazo porque logró llamar la atención internacional sobre la cuestión de la independencia de Irlanda.

El moderno Estado irlandés consiguió su separación efectiva del Reino Unido seis años más tarde, en 1922, tras una guerra de independencia que acabó con la firma del Tratado Angloirlandés, aunque Irlanda del Norte optó por permanecer en el Reino Unido. En principio, Irlanda siguió siendo un dominio dentro del Imperio británico, con la denominación de Estado Libre Irlandés, pero en 1931 se llegó a su completa independencia legislativa y en 1937 adoptó una nueva Constitución y el nombre oficial de Irlanda. Finalmente, en 1949 se eliminó la figura del rey de Irlanda y el país se declaró una república.

 

Celebración del centenario

El 24 de abril de 2016, coincidiendo con el centenario del día en que los primeros disparos de la Oficina General de Correos (GPO) dieron comienzo al levantamiento de Pascua, el gobierno irlandés preparó una serie de celebraciones para conmemorar uno de los acontecimientos más importantes de su historia reciente que sigue muy presente en la sociedad irlandesa a día de hoy.

El acto central de la conmemoración de los 100 años fue un impresionante desfile militar en el que miles de soldados de todo el país, además de vehículos blindados y un espectáculo aéreo, hicieron un recorrido de más de 4 kilómetros por el centro de Dublín; el más grande en la historia de la República de Irlanda. Uno de los momentos más destacados se produjo cuando el Capitán Peter Kelleher releyó el texto de la proclamación de independencia de Irlanda frente a la GPO, igual que hizo el profesor y líder revolucionario Patrick Pearse al comienzo del alzamiento en 1916. Una crónica de la BBC sobre la celebración del centenario destaca de este momento que “la multitud guardó los móviles y simplemente escuchó. […] Los selfies se detuvieron. Hubo un alto el fuego en Twitter”.

Entre los asistentes que contemplaron el desfile desde la Oficina General de Correos se encontraban altos cargos del gobierno en activo y de los anteriores. Puede que el más destacado fuese Michael D. Higgins, presidente de la República de Irlanda, que tras la celebración del desfile acudió a Kilmainham Gaol, la antigua cárcel para presos políticos en la que fueron ejecutados 14 de los 16 cabecillas del alzamiento y en la que tuvo lugar otro acto en el que se recordó a los muertos durante 1916.

Medios como The Guardian destacaron las diferencias existentes en el tono de la celebración del 50 aniversario y en la del centenario. En 1966, la situación entre Gran Bretaña y la República de Irlanda era considerablemente peor y la tensión que desembocaría en el conflicto de las dos Irlandas no hacía más que transmitir una sensación de rencor y “asuntos inacabados” en el desfile (al que acudieron supervivientes del alzamiento. La aproximación realizada en 2016 por el gobierno apunta a un clima mucho más sosegado, de un homenaje a algo que forma parte de su historia y que, por lo tanto, los ha definido y les ha hecho llegar hasta donde están ahora. Curiosamente, el Sinn Féin (el brazo político del antiguo IRA) y los unionistas de Irlanda del Norte rechazaron las actividades organizadas para el centenario.

Continúa leyendo