Vídeo de la semana

Aparece un vídeo inédito de los primeros momentos del desastre del Hindenburg

El dirigible Hindenburg como nunca antes lo habíamos visto gracias a una película amateur filmada por un testigo en 1937.

El 6 de mayo de 1937 ocurrió un desastre espantoso que se grabó en una película y se mostró en los telediarios de todo el mundo. La aeronave Hindenburg, llena de hidrógeno, explotó en Nueva Jersey después de viajar casi 6.500 kilómetros a través del océano Atlántico desde Frankfurt, Alemania. Hasta el día de hoy, los expertos siguen sin estar seguros de qué causó el accidente, que mató a 35 pasajeros y tripulantes de las 97 personas que iban a bordo.

El enorme dirigible alemán estalló en llamas, encendiéndose en apenas unos segundos antes de estrellarse contra el suelo frente a un grupo de espectadores totalmente horrorizados. Ahora, gracias a un fotógrafo aficionado llamado Howard Schenck que también estaba en la escena con una cámara de película de consumo Kodak de 8 milímetros, pero ubicado en un lugar diferente en el campo, tenemos nuevas imágenes de cómo fueron esos primeros momentos del desastre del Hindenburg.


Schenck se dio cuenta de que el Hindenburg estaba en llamas y comenzó a filmar antes que los fotógrafos de los telediarios, y su lente gran angular y la vista lateral de la aeronave capturaron toda la longitud del Hindenburg mientras ardía, ofreciendo una perspectiva que faltaba en la cobertura de las cámaras de los periodistas.


Estas imágenes de los primeros momentos del desastre, que se transmitirán por televisión por primera vez, podrían ofrecer nuevas pistas sobre lo que provocó el incendio; un asunto que lleva más de 80 años sin resolverse. Desde un ángulo nunca antes visto, los investigadores han podido obtener pistas sobre el antiguo misterio de lo que causó la chispa.

 

Ese fatídico día de mayo, el Hindenburg, que acababa de completar un viaje de tres días desde Frankfurt, Alemania, llegó a Nueva Jersey. La aeronave dejó caer la línea de aterrizaje alrededor de las 19:17 pm hora local, según la Royal Society of Chemistry (RSC). Cuatro minutos más tarde, aparecía envuelto repentinamente en llamas y cayó al suelo. Apenas tardó 32 segundos en quemarse por completo.

No existía, hasta ahora, ninguna película que hubiese capturado el momento de la ignición, pues los cámaras profesionales se pusieron a grabar después de escuchar la explosión, una vez se había declarado el incendio. Este vídeo, además, está grabado desde un ángulo diferente, por lo que ofrece una perspectiva novedosa de aquel evento que ha protagonizado portadas, series y películas, por lo enigmático del acontecimiento.

El nuevo vídeo muestra el momento en que se bajaron las cuerdas de aterrizaje de la aeronave, cuatro minutos antes de que estallara, que se cree que tenía una fuga de hidrógeno, lo que añade peso a la teoría de que fueron las cuerdas las que condujeron suficiente electricidad estática para provocar una chispa que encendió el gas que se escapaba.

El documental en el que aparecen estas imágenes inéditas, Hindenburg: The New Evidence, está ya disponible para los espectadores estadounidenses en PBS (Public Broadcasting Service) y revela cómo Schenck estaba situado en un lugar diferente al de los miembros de la prensa allí reunidos, lo que significa que pudo obtener una vista más amplia del histórico dirigible LZ 129 Hindenburg que marcó un antes y un después en la confianza pública en la seguridad de este tipo de transportes. Fue el final de la era de los dirigibles.

 

Vídeo: Las imágenes inéditas del desastre del Hindenburg

Sarah Romero

Sarah Romero

Periodista especializada en ciencia y nuevas tecnologías. Soy redactora de contenidos web en la revista Muy Interesante y Muy Historia. Puedes contactar conmigo a través del correo ladymoon@gmail.com

Continúa leyendo