2 de octubre, Día Internacional de la No Violencia

Cada año, el mundo conmemora el nacimiento de Mahatma Gandhi, el líder pacifista que nos enseñó a luchar sin tomar las armas.

El 2 de octubre se celebra el Día Internacional de la No Violencia en honor al nacimiento del activista indio Mahatma Gandhi. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) instauró este día en una resolución aprobada en junio de 2007, en la que expresaba su deseo de asegurar una cultura de paz, entendimiento, tolerancia y no violencia.

Mahatma Gandhi fue un abogado indio que consiguió llevar a su país a la independencia en 1947. Su revolución se basó en la resistencia pacífica, pues Gandhi se oponía al uso de todo tipo de violencia, y durante décadas perseveró en su activismo pacífico. Además de la liberación del colonialismo indio, Gandhi siempre se puso del lado de los más débiles, se oponía al sistema de castas y perseguía la igualdad de todos los ciudadanos indios, incluidos los intocables.

El pacifismo que nos enseñó Gandhi

Para conseguir sus metas sin derramamiento de sangre, Gandhi recurrió a métodos que hoy en día siguen inspirando a activistas y pensadores de todo el mundo: la desobediencia civil, el no acatar las leyes consideradas injustas, los ayunos y las huelgas de hambre son algunas tácticas de presión que fueron puestas en práctica por el líder indio.

“Al ser capaz de dirigir a la India hacia su independencia rechazando la violencia, incluso bajo durísimas condiciones y retos aparentemente infranqueables, Gandhi se ha convertido en fuente de inspiración de los movimientos no violentos que luchan por el reconocimiento de los derechos civiles y por el cambio social. El recuerdo de su legado es una gran ocasión para diseminar su mensaje”, se explica en la web oficial del Día Internacional de la No Violencia.

Antecedentes del Día de la No Violencia

Aunque la declaración del Día Internacional de la No Violencia es relativamente reciente, la Organización de las Naciones Unidas ya había reafirmado en numerosas ocasiones la necesidad de generar una cultura de paz a nivel mundial. La Declaración y Programa de Acción sobre una Cultura de Paz de 1999 pone el énfasis en la necesidad de abolir todas las formas de violencia y los conflictos que siguen asolando el mundo.

La Declaración recuerda también que “la paz no sólo es la ausencia de conflictos, sino que también requiere un proceso positivo, dinámico y participativo en que se promueva el diálogo y se solucionen los conflictos en un espíritu de entendimiento y cooperación mutuos“.

En los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Aunque la paz es un tema transversal, el número 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la ONU en 2015 es el de “promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas”. Las personas de todo el mundo no deben tener temor a ninguna forma de violencia y tienen que sentirse seguras a lo largo de su vida, independientemente de su origen étnico, religión u orientación sexual.

Sin embargo, y aunque el 2030, año en el que deberían verse cumplidos los ODS, está cada vez más cerca, los datos no son muy esperanzadores. Por poner algunos ejemplos, aproximadamente 28,5 millones de niños en edad escolar primaria que no asisten a la escuela viven en áreas afectadas por conflictos; todavía hay miles de personas en mayor riesgo de homicidio intencional en América Latina, el África subsahariana y Asia, y los crímenes de violencia sexual siguen asolando impunemente numerosas regiones del mundo.

“Y en un periodo en el que el mundo se esfuerza por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, garantizar la igualdad de género y no dejar a nadie atrás, el compromiso de Gandhi con la dignidad humana puede iluminar nuestro camino”, expresó el Secretario General de la ONU durante la celebración del Día de la No Violencia en 2018.

En el año 2019, la conmemoración de este día adquiere una relevancia especial, ya que se cumplen 150 años del nacimiento de Mahatma Gandhi.

Victoria González

Victoria González

Bióloga de bota. Tengo los pies en la tierra y la cabeza llena de pájaros. De mayor quiero ser periodista.

CONTINÚA LEYENDO