10 datos sobre el Día D de la II Guerra Mundial

El 6 de junio de 1944, los aliados desembarcaron en Normandía. Fue la mayor invasión de la Historia y el principio del fin de Hitler.

10 datos sobre el Día D de la II Guerra Mundial
Ver galería El Día D de la Segunda Guerra Mundial: el desembarco de Normandía

1. La invasión de Normandía por tropas estadounidenses, británicas y canadienses recibió el nombre en clave de Operación Overlord. 6.500 barcos sirvieron de transporte para los soldados y los equipamientos durante el ataque a Francia.

2. La noche del 5 de junio de 1944, víspera del desembarco, despegaron de Inglaterra tres divisiones aerotransportadas. En total, 13.400 paracaidistas americanos y cerca de 7.000 británicos volaron a Normandía a bordo de 1.200 aviones C-47 Dakota y fueron la avanzadilla de la invasión.

3. Las sólidas defensas alemanas se lo pusieron muy difícil a los aliados. El llamado Muro Atlántico, encargado por Hitler, era una larga e ininterrumpida cadena de 3.800 km de artillería, búnkeres, trincheras, minas y defensas antitanque que se extendía por toda la costa oeste de la Europa ocupada.

4. El desembarco comenzó el 6 de junio a las 6:30 horas en las cinco playas escogidas por el Alto Mando aliado, que recibieron los nombres en clave de Omaha, Utah, Gold, Juno y Sword. A pesar de las numerosas bajas, al acabar el día habían desembarcado en territorio francés 156.000 hombres.

5. Sólo en la playa de Omaha, murieron más de 3.000 soldados, entre ellos el 96% de una misma compañía. A todos los caídos se les concedió el Corazón Púrpura a título póstumo, por su heroísmo en combate.

6. A principios de los años cuarenta, el ejército americano estaba segregado racialmente. En Omaha hubo un único batallón de soldados negros, encargado de instalar globos de barrera. En Utah desembarcaron unos 1.200 afroamericanos, casi todos conductores de camiones o trabajadores portuarios.

7. El despliegue militar en Normandía pilló por sorpresa a los nazis. La inteligencia alemana, la Abwehr, había sido convencida por el catalán Juan Pujol –agente doble al que los alemanes conocían como Arabel y que en realidad trabajaba para el MI5 británico bajo el alias de Garbo– de que el ataque era sólo una maniobra de distracción destinada a ocultar un ataque mucho mayor en Calais.

8. Por ese motivo, nadie se atrevió a despertar a Hitler para informarlo de la invasión, por temor a encolerizarlo si efectivamente el Día D era sólo un farol. De ese modo, el Tercer Reich perdió varias horas preciosas que sirvieron a los aliados para establecer varias cabezas de playa e iniciar la incursión hacia el interior.

9. Tanto antes del Día D como durante todo el mes siguiente, la Resistencia francesa saboteó 3.000 líneas de ferrocarril, lo que impidió que los refuerzos alemanes alcanzaran la primera línea de fuego. También hicieron saltar por los aires las líneas telefónicas y varias centrales eléctricas.

10. Los dos primeros grandes objetivos de los aliados tras el desembarco, la ciudad portuaria de Cherburgo y Caen, importante nudo de comunicaciones, se resistieron y tardaron en caer: fue el 30 de junio y el 20 de julio, respectivamente.

Etiquetas: Adolf Hitler, Batallas famosas, Espionaje, Europa, Francia, Nazis, Segunda Guerra Mundial

COMENTARIOS