El curioso poblado manchego de la Edad de Bronce

Motilla del Azuer es un yacimiento arqueológico único: posee la estructura hidráulica más antigua de la Península Ibérica.

Motilla de Azuer

Sin duda, Motilla de azuer es el yacimiento más importante de la Edad del Bronce en Castilla La Mancha (2200-1300 a.C.). A vista de pájaro semeja un laberinto espigado y circular, y a vista de científico, obedece a una tipología única y poco menos que insólita en la Prehistoria: las motillas, una elevación artificial en medio de un espacio circundante llano. En el patio trapezoidal se encuentra el pozo de agua.

El poblado fortificado de La Motilla del Azuer, con muros de piedra de más de ocho metros de altura y un laberinto circular con una gran torre en el centro, cuenta con el pozo más antiguo descubierto hasta el momento en nuestro territorio.

El agua, entonces como ahora, rara vez caía del cielo en la zona y aquellos hombres de la Edad de Bronce tuvieron que excavar 14 metros para encontrarla.

Los habitantes de la zona por aquel entonces sufrieron una prolongada sequía hace 4.000 años que hizo que las aguas superficiales prácticamente desaparecieron de los ríos y arroyos. Esto les llevó a construir en esta región una red de pozos para abastecerse del agua almacenada en los acuíferos más someros.

Los trabajos arqueológicos realizados en el yacimiento delimitan dos espacios diferenciados en esta construcción prehistórica.

Por un lado, en el recinto interior fortificado de murallas concéntricas en torno a la torre se protegían, gestionaban y controlaban las actividades económicas del poblado.

En el exterior de ese núcleo de muros se situaban las viviendas, diferentes cabañas, hogares y fosas de desperdicio.

Se hallaron también vestigios de enterramientos en las inmediaciones de la Motilla que coincide con el área del poblado.

Lo que significa que a la vez que los pozos se construyeron túmulos, monumentos orientados a los astros, en los que se realizaron complejos rituales, depositaban ofrendas o enterraban a los difuntos.

Etiquetas: Arqueología, Edad de Bronce, España

COMENTARIOS