Un análisis de ADN confirma el hallazgo del esqueleto de Ricardo III

El hallazgo cierra así un caso de más de 500 años de incógnita.

ricardo3
Ver galería Los 10 reyes que han durado más en el trono

Dos años después del descubrimiento de un esqueleto en un aparcamiento público, un equipo de científicos de la Universidad de Leicester (Inglaterra) ha conseguido clausurar al fin el caso forense con más repercursión de toda Gran Bretaña. La leyenda del despiadado y ambicioso Ricardo III de Inglaterra que tan solo reinó dos años (de 1483 a 1485), pero dejando una huella palpable debido a su carácter, ha podido, por fin, cerrar este último capítulo.

 

La certeza de que se trata del esqueleto del rey Ricardo III que murió en la batalla de Bosworth durante la Guerra de las Dos Rosas en 1485 es, tras numerosos análisis, de más del 99,999%. Por tanto, no cabe duda de que se trata del último monarca de la Casa de York

 

“Incluso con nuestro análisis conservador, la evidencia de que estos son los restos de Ricardo III es abrumadora. Se cierra así un caso de más de 500 años”, explica Turi King, coautor del estudio a la revista Nature Communications.

 

El minucioso análisis de ADN y la investigación genealógica que tuvo que realizarse hacia atrás en el tiempo debido a que Ricardo III no tuvo hijos, han revelado que sus genes heredados por descendencia materna siguen presentes en dos de los familiares de Ricardo III que viven hoy día: Wendy Duldig y Michael Ibsen a través de Ana de York, su hermana. El análisis genealógico por la vertiente masculina, se remonta, a cuatro generaciones de Eduardo III. De la misma forma, los investigadores explican que casi con total seguridad Ricardo III era rubio y tenía los ojos azules.

 

Este personaje legendario y sin escrúpulos, muy presente en la literatura inglesa, habría muerto a los 30 años víctima de las heridas de batalla (tenía hasta nueve heridas en el cráneo) tras perder el casco en la batalla de Bosworth Field, cerca de Leicester, en el centro de Inglaterra.

 

Etiquetas: Historia, Monarquía

COMENTARIOS