Mercator y Gall-Peters: un mismo mundo con visiones distintas

Gerardus Mercator ideó la llamada “proyección de Mercator”, que no era sino un sistema de proyección cartográfica donde se respetaban las formas de los continentes pero no los tamaños.

mercator

Gerardus Mercator nació el 5 de marzo de 1512. Fue un matemático y cartógrafo flamenco, al que conocemos por idear la llamada “proyección de Mercator”, que no era sino un sistema de proyección cartográfica donde se respetaban las formas de los continentes pero no los tamaños. Lo curioso de su propuesta era que las líneas de longitud eran paralelas, facilitando así la navegación por mar al poder marcar en los mapas las direcciones de las brújulas con líneas rectas. Gracias a este avance, nuestra visión del mundo cambiaría diametralmente.

 

Pero este genio de la cartografía nombrado posteriormente cosmógrafo por el duque Guillermo de Cléveris en 1564, nos dejó aún más hitos que merecen ser mencionados: es el responsable de la más perfecta representación en plano de la Tierra, basada en la proyección de un cilindro tangente al ecuador esférico y, además, fue el primero en instaurar el concepto de atlas para un conjunto de mapas.

 

Sin embargo, su mapa no es completamente fidedigno debido, lógicamente en su momento, a la complejidad de representar sobre plano la forma geoide de la Tierra. De hecho este problema ha perseguido a los cartógrafos con el paso del tiempo, hasta dar con el más cercano a la realidad en pleno siglo XXI.

 

De otro lado nos topamos, muchos años más tarde (en el S.XIX), con un disidente del mapa de Mercator quien se quejaba de la falta de fidelidad del trabajo del cartógrafo aportando la proyección de Peters (llamada así por Arno Peters), otra proyección cartográfica que apareció por primera vez en 1856 y fue publicada por James Gall en el Polish Geographical Magazine.

 

El mapa de Peters, llamado también “mapa solidario” se caracterizaba, al igual que el de Mercator, en la proyección cilíndrica equidistante pero con la salvedad de las proporciones. Para mantener las áreas aumentó la escala vertical de las regiones cercanas al ecuador para compensar ese estiramiento en horizontal de las regiones templadas pero es imposible no ver así un mapa deformado en las superficies de África y Sudamérica, inutilizando también su valor para calcular distancias entre dos puntos o para la navegación.

 

Como paradoja de la historia, este mapa solidario con los continentes pero poco útil a nivel práctico, es el que se utiliza a día de hoy en las escuelas y en los libros de texto. La proporción igualitaria entre superficies convenció a la ONU y a muchas ONG´s de que era mejor elección que la práctica cartografía de Mercator. A pesar de que existe una gran deformación de los continentes, no sirve para calcular distancias entre dos puntos y es inútil como mapa para navegar y llegar a buen puerto.

Etiquetas: Curiosidades, Historia

COMENTARIOS