La primera burbuja financiera de la Historia

En 1637 estallaba en Holanda la burbuja de la "Tulipomanía".

Allegoría de la Tulipomanía

Los tulipanes llegaron a Europa desde Turquía a mediados del S. XVI. Desde ese momento se difundieron por el viejo continente, pero fue especialmente en Holanda donde más éxito alcanzaron.

Tulipanes de Holanda

Los holandeses de clase alta enloquecieron ante la belleza de estas flores, de hecho, poseer una variedad exótica de tulipán se convirtió en un símbolo de riqueza y status.

Este período histórico se bautizó como “Tulipomanía” y dejó numerosas anécdotas, como la de un mercader que tras haber gastado 3.000 florines en la adquisición de un tulipán de la especie Semper Augustus, vio a uno de sus marineros comérselo (éste pensaba que era una cebolla), por lo que fue detenido y condenado a seis meses de cárcel.

Todo burgués que se preciase coleccionaba bulbos de tulipán, y la obsesión por contar con las especies más extrañas llevó a una fiebre especulativa del precio de los bulbos, que llegó a alcanzar cifras inauditas, equivalentes a auténticas fortunas.

El 5 de febrero de 1637 se vendieron 99 tulipanes por 90.000 florines, al día siguiente estalló la burbuja, comenzando una caída de precios imparable. Este “crac” de 1637 llevó a la ruina a coleccionistas y comerciantes, convirtiéndose en la primera crisis financiera relacionada con la burbuja especulativa en Europa.

 

Etiquetas: Curiosidades, Economía, Europa, Historia

COMENTARIOS