Hobbes, el filósofo oscuro

Thomas Hobbes fue un filósofo incómodo, que se granjeó conflictos con políticos y eclesiásticos por sus oscuras teorías sobre la naturaleza humana y la sociedad.

LO
Thomas Hobbes

"El miedo y yo nacimos gemelos”, dijo Thomas Hobbes aludiendo al día en que vino al mundo. Y es que fue un niño prematuro cuyo parto se adelantó por el pánico que sentía su madre ante la inminente llegada a Inglaterra de la Armada Invencible.

Pero, más que por su vida, que estuvo dedicada al estudio y el trabajo intelectual, fueron sus teorías mecanicistas y naturalistas las que le granjearon fama de oscuro y le enfrentaron a los círculos políticos y eclesiásticos de la Inglaterra de su tiempo.

Nacido en Wiltshire, Thomas Hobbes era hijo de un vicario que abandonó a su familia, por lo que se educó con un tío. Gracias a sus buenas notas pudo estudiar en Oxford y luego trabajar como tutor del conde de Devonshire, con quien viajó a Francia e Italia y donde se relacionó con Descartes y Galileo. De todo sacó experiencias para crear su filosofía política y escribir su más famoso libro: Leviatán, un manual sobre la naturaleza humana y la organización social. Según Hobbes, sólo somos cuerpo y materia; los hombres en su estado natural vivirían en guerra todos contra todos, amenazados por el miedo que sienten unos hacia otros; por eso, concluye, para que la sociedad funcione, deben someterse al poder absoluto del Estado.

El hombre es un lobo para el hombre

Su apoyo al rey Carlos I, enfrentado entonces al Parlamento, le llevó a exiliarse a París durante 11 años. Volvió tras la restauración monárquica, pero contar con el favor del nuevo monarca Carlos II no impidió que sus libros fueran quemados por ateísmo. El Parlamento llegó a culparle del gran incendio de Londres de 1666 y se alejó de la política. Con 84 años, escribió su autobiografía en verso latino y tradujo al inglés La Iliada y La Odisea. Murió a los 91 años.

Etiquetas: Filosofía, Historia

COMENTARIOS