Cuarto centenario de la muerte del Inca Garcilaso

Hace 400 años que murió el primer gran escritor mestizo hispanoamericano. Una exposición en la Biblioteca Nacional lo homenajea.

Inca Garcilaso

Este año, el Día del Libro (23 de abril) viene cargado de conmemoraciones: a los cuartos centenarios de Cervantes y Shakespeare hay que añadir el de un literato menos conocido, pero de gran significación histórica. Se trata de Gómez Suárez de Figueroa, apodado Inca Garcilaso de la Vega, escritor e historiador peruano de ascendencia española e inca. Está considerado el primer mestizo racial y cultural de América que supo asumir y conciliar sus dos herencias culturales, la indígena americana y la europea, para alcanzar ya en vida un gran renombre intelectual.

El Inca Garcilaso nació en Cuzco el 12 de abril de 1539 y falleció en Córdoba (España) el 23 de abril de 1616. Ha sido llamado «príncipe de los escritores del Nuevo Mundo», pues su obra literaria, que se ubica en el período del Renacimiento, se destaca por un gran dominio y manejo del idioma castellano. El Nobel Mario Vargas Llosa, que lo ha llamado “el primer peruano”, le reconoce también dotes de consumado narrador, destacando su prosa bella y elegante.

De madre inca, la princesa Isabel Chimpu Ocllo, y padre español, el capitán Sebastián Garcilaso de la Vega, fue educado en las dos culturas, la andina y la hispana, y se manejó con idéntica soltura en quechua y castellano, amén de llegar a dominar el italiano, el francés y el latín. Su padre era sobrino del Garcilaso de la Vega del Siglo de Oro, por lo que el Inca fue sobrino-nieto por parte de padre del famoso poeta renacentista castellano. Sin embargo, él destacó como prosista, tanto en el plano narrativo (La Florida del Inca, 1605) como en la crónica histórica (Comentarios Reales de los Incas, 1609; Historia General del Perú, publicado póstumamente en 1617). Asimismo, tradujo los Diálogos de amor de León Hebreo.

En 1560, tras el fallecimiento de su padre, se trasladó a vivir a España, donde residió ya el resto de su vida y donde produjo y dio a conocer su obra. Después de probar suerte en la carrera militar, se instaló en Córdoba en 1591 y allí moriría hace 400 años. Precisamente para conmemorar tal hecho, la Biblioteca Nacional ofrece en Madrid desde el 29 de enero y hasta el 2 de mayo una exposición titulada La biblioteca del Inca Garcilaso de la Vega (1616-2016). La muestra recrea el archivo bibliográfico del intelectual peruano, que a su muerte se inventarió en 188 libros, amén de presentar otros objetos relacionados con su vida y obra.

Etiquetas: América, España, Literatura, Renacimiento, Siglos de Oro

COMENTARIOS