Placeres de la Grecia clásica

Adictos al gimnasio

Los incondicionales del deporte de hoy en día tienen mucho en común con los antiguos griegos, ya que comparten (a pesar de los siglos que los separan) la búsqueda del cuerpo perfecto, en la que se cuidan minuciosamente la musculatura, los abdominales y el aspecto físico. Este empeño se ve perfectamente reflejado en la estatua del discóbolo, con un cuerpo perfectamente torneado, que representa a un deportista en el momento antes de realizar el lanzamiento de disco.

 

Foto: ©Corbis

Etiquetas: Antigüedad, Belleza, Curiosidades, Grecia Clásica, Historia, Sexualidad, deporte

COMENTARIOS