Pompeya, la catástrofe del Vesubio

Muy Interesante

Congelados en el tiempo

Junto a alguno de los cadáveres se encontraron botellitas de veneno, que usó seguramente para evitarse la agonía y el sufrimiento que el Vesubio les regaló. Algunos perros seguían atados a las paredes de las casas de sus dueños y los gladiadores seguían en el anfiteatro cuando les llegó la hora. Así siguieron durante siglos.

Artículo: ¡Qué bien se vivía en Pompeya!

Etiquetas: Fotos históricas, Historia, Romanos

COMENTARIOS