Una villa romana para multimillonarios

El descubrimiento de una mansión para magnates a las afueras del centro de Roma fue sorprendente debido al complejo de baño que se halló dentro.

Villa delle Vignacce

El yacimiento de la Villa delle Vignacce, junto al aeropuerto de Ciampino, al sur de Roma, fue explorado por primera vez en 1780 por un grupo de arqueólogos que encontró estatuas que hoy día pueden verse en el museo del Vaticano. Según el arqueólogo estadounidense que dirige las excavaciones en la actualidad, la villa podría haber pertenecido a Quintus Servilius Pudens, un multimillonario amigo del emperador Adriano.

En la excavación arqueológica se han revelado no sólo los previsibles muros, suelos y portales de la villa de múltiples plantas, sino también el sorprendente hallazgo de los lujosos baños.

El suelo de marfil del ‘caldarium’ de la villa, una habitación similar a la sauna que se calentaba por aire caliente introducido entre los muros desde un horno alimentado por los esclavos del dueño de los terrenos, es impresionante.

La habitación también disponía de una bañera de agua caliente, aunque el caldero de bronce usado para mantener el agua de baño a una elevada temperatura fue extraído hacía mucho tiempo por saqueadores.

Han aparecido también fragmentos de marfil abandonados después de que la valiosa piedra se desprendiera de los muros cuando la villa cayó en desuso.

La última vez que fue usada fue probablemente en el siglo VI, convertida en una fortaleza por los godos que saquearon Roma.

Cerca del ‘caldarium’ están las letrinas comunes, donde una docena de invitados podían realizar sus necesidades fisiológicas mientras disfrutaban de compañía y conversación.

Etiquetas: Arqueología, Historia, Romanos

COMENTARIOS