Un pionero llamado Tucídides

El historiador y militar griego Tucídides es, para muchos, el primer periodista de la Historia.

Tucídides
Ver galería Curiosidades de la Historia

Fue el primero en dar relevancia a los hechos más allá de los elementos religiosos y mitológicos que en su época, el siglo V antes de Cristo, lo inundaban todo.

Tucídides escribió una única obra, Historia de la Guerra del Peloponeso, un acontecimiento contemporáneo del que además fue testigo directo.

Y lo hizo con un estilo prosaico y gran rigor, yendo más allá de lo anecdótico y analizando los motivos y las consecuencias de la que era, en realidad, la primera guerra civil importante de la Antigua Grecia y, por ende, del mundo occidental.

De hecho, aquella guerra no se resolvió, como era habitual entonces, con dos batallas, sino que se prolongó durante 27 años.

Él justificaba su obsesión por narrar únicamente lo que ocurría en su momento histórico en que sólo la observación directa y la experiencia personal podían garantizar con exactitud y la comprensión de los hechos.

Ateniense, aristócrata y sofista, Tucídides fue de este modo el primero en convertir un suceso en un momento clave de la Historia casi en el mismo instante en que se producía, lo que le convirtió en el protocreador de la actual Historia del Tiempo Presente.

Sus pasos los seguirían otros, como Polibio y César, aunque habría que esperar a finales del siglo XIX y comienzos del XX, con el auge de los medios de comunicación, para que los acontecimientos históricos fueran al fin elevados a tal categoría en la misma época en la que se producían.

Tucídides también ha sido considerado como el padre de la "historiografía científica" debido a sus estrictos estándares de recopilación de evidencias y de sus análisis en términos de causa-efecto sin referencia a la intervención de dioses, tal y como él mismo subraya en su introducción a su obra.

También ha sido considerado el padre de la escuela del realismo político, que valora las relaciones entre las naciones en función de su poder, y no en razón de la justicia. Su texto todavía se estudia en academias militares avanzadas de todo el mundo, y el Diálogo de los melios continúa siendo una importante obra en el estudio de la teoría de las relaciones internacionales.

Etiquetas: Imperio Romano, Romanos

COMENTARIOS