Un ordenador con 2.000 años de antigüedad

Muchos siglos han pasado desde la creación de este primigenio ordenador, el mecanismo de Anticitera, del s. I a.C., hasta la revolución informática encabezada por Bill Gates o Steve Jobs.

El mecanismo de Anticitera expuesto en el Museo Arqueológico de Atenas
Ver artículo Bill Gates, el visionario

 El desarrollo de las matemáticas y la astronomía en la Grecia antigua tuvo un progreso sorprendente. El descubrimiento realizado por un grupo de pescadores a principios del s. XX de un mecanismo semejante a los engranajes de un reloj confirmó mediante investigaciones posteriores que este aparato databa del 100-150 a.C. y que servía para hacer cálculos astronómicos, como la periodicidad de los eclipses o la posición del Sol, la Luna, Mercurio o Júpiter.

 

Conocido como “el mecanismo de Anticitera”, por la isla donde se sitúa el yacimiento en el que fue encontrado, entre las islas de Citera y Creta (en el mar Egeo), aún son muchas las incógnitas que pesan sobre él, ya que no se sabe exactamente para qué se utilizaba.

Los últimos estudios realizados sobre la pieza con un software especial están descubriendo nuevas inscripciones, y entre las utilidades que se le otorgan al sistema está el cálculo de la fecha de los Juegos Olímpicos de la época.

Los expertos siguen investigando esta curiosa pieza que durante siglos permaneció escondida en el mar y que podrá arrojar luz acerca de los conocimientos matemáticos y científicos que se tenían en la época.

Etiquetas: Antigüedad, Arqueología, Grecia Clásica, Historia

COMENTARIOS