Un enigma tallado en piedra

La Torre de Pozomoro es una de las piezas más estudiadas del Museo Arqueológico Nacional.

Torre de Pozomoro

 Pocas piezas han reunido a más expertos a su alrededor que este monumento funerario ibérico conocido como la Torre de Pozomoro, encontrado en Chinchilla (Albacete). En esta obra arquitectónica del siglo VI a.C. se refleja el estatus social del difunto, por lo que se acompaña de figuras zoomorfas relacionadas con la divinidad y el Más Allá.

Escena del banquete

La riqueza del conjunto hace pensar a los expertos que aquí yacía un rey, que habría sido incinerado con su rico ajuar. Entre los relieves más interesantes de la Torre, el de su cara este, en el que se representa la escena de un banquete. A la derecha del mismo aparece un monstruo que sujeta un cuchillo, con la intención de sacrificar al personaje que está introducido en un caldero. A la izquierda, el dios infernal de doble rostro se sienta en un trono, mientras sujeta con una mano un jabalí y, con la otra, un cuenco en el que hay un ser humano que se dispone a comer.

 

Etiquetas: Antigüedad, Arqueología, Arte, museos

COMENTARIOS