Tácticas de guerra en la antigua Atenas

La táctica de la falange era propia de la Grecia clásica, una formación cerrada y ordenada compuesta por los soldados de infantería, conocidos como hoplitas.

Muy Historia
Casco
Casco

La formación de la táctica de la falange tuvo lugar desde la constitución definitiva del modo de vida de la Atenas clásica. Se trataba de una organización en la que los soldados se integraban en un orden de filas y en unidades regulares y ordenadas, compuestas por soldados de infantería llamados hoplitas (de hoplon, un tipo de escudo redondeado), caracterizados por el armamento pesado.

 

La falange era una formación cerrada, normalmente compuesta de un número de cuatro a ocho filas –según se encuentra en tratadistas posteriores–, que reflejaba el nuevo ideal democrático. Lejos de las heroicidades homéricas y de los duelos, los ciudadanos-soldados se apoyaban unos en otros en una formación blindada en la que la protección del flanco de un soldado dependía real pero también simbólicamente de su compañero.

 

Estaba formada por varias filas en profundidad que permitían sustituir velozmente a los caídos, mientras que los soldados de la retaguardia presionaban para que no decayera el ímpetu guerrero.

 

El armamento estaba compuesto, aparte del escudo circular, de lanza, espada, coraza y yelmo. El casco de tipo corintio, con penacho llamativo, era el más común, con una abertura en forma de T para la boca y los ojos. Llevaban encima cerca de 36 kilos de equipamiento.



Más información sobre el tema en el artículo Soldados y marinos de la Grecia Clásica, escrito por David Hernández de la Fuente. Aparece en el último número de Muy Historia, dedicado a la Edad de Oro de Atenas.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.

 


Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: Curiosidades, Grecia Clásica, Guerras, Historia

COMENTARIOS