Los mitos de los guanches

Los guanches, los pobladores primigenios de la isla de Tenerife, tenían un complejo sistema de mitos.

Drago Milenario de Icod de los Vinos

Los guanches veían el Sol y la Luna como el padre y la madre del Tiempo. Gracias al primero medían los días y los años y con el segundo los meses. Achuguayo, Ser Supremo,  era su dios universal y eterno. Su complicado sistema teológico hacía que tuviesen un gran número de sacerdotes que desempeñaban diferentes atribuciones. Una de estas funciones era la de expulsar al xaxo, un demonio que se introducía en el cuerpo de mujeres y hombres cuando tenían una herida o una simple rozadura.

Para los guanches el fuego era sagrado y rendían culto como los celtas a algunos árboles, como el Drago Santo. En los bailaderos, sus lugares sagrados, organizaban ceremonias con animales, especialmente con ovejas.

Entre los mitos canarios más interesantes está el que recoge Pomponio Mela (contemporáneo del emperador Claudio) sobre las islas Afortunadas, donde se encontraban dos fuentes maravillosas. Cuando uno bebía de una de estas fuentes, su agua generaba una risa incontrolable en quien la había tomado, llevándolo a la muerte. Para curarse de esta risa asesina, había que beber también de la otra fuente.

Etiquetas: Curiosidades, España, Historia

COMENTARIOS