Las momias no muestran signos de cáncer

Elena Sanz
Ver galería Momias de Guanajuato

momia-sin-cancerEl cáncer es una enfermedad moderna provocada por el ser humano, sugiere un estudio realizado por científicos de la Universidad de Manchester, en Inglaterra. A esta conclusión han llegado los investigadores tras analizar cientos de momias egipcias entre las que encontraron sólo un caso de muerte por cáncer. Este hecho apunta a que el cáncer fue una enfermedad extremadamente rara en la antigüedad, según publican los autores del estudio en la revista Nature Reviews Cancer.

Rosalie David y su colega Michael Zimmermann trataron de averiguar si en las momias de hasta 3.000 años de antigüedad que se conservan había rastros de cáncer, pero sólo encontraron cinco casos de tumores, todos ellos benignos.Sí hallaron, por el contrario, otros signos como el endurecimiento de las arterias o artritis que, según los científicos, desmienten los argumentos esgrimidos por algunos de que si nuestros antepasados no llegaron a desarrollar el cáncer es porque no vivían tantos años como el hombre actual.

Por otro lado, las tasas de incidencia del cáncer han aumentado exponencialmente desde la Revolución Industrial. En particular, se ha incrementado el cáncer infantil, lo que señala que este aumento no se debe sólo a que la esperanza de vida sea mucho mayor en la actualidad que antaño.

Por último, los investigadores subrayan que no hay nada en los entornos naturales que pueda causar cáncer. Así que seríamos los humanos los que estaríamos provocando esta "plaga", con la contaminación que generamos y los cambios a los que hemos sometidos nuestra dieta y nuestro estilo de vida, concluyen los científicos.

La importancia del presente estudio es que proporciona una perspectiva histórica del cáncer y presenta una amplia perspectiva de ella.

Etiquetas: Egipto, Historia

COMENTARIOS