La tumba de Tutankamón podría desvelar uno de los mayores enigmas de Egipto

La tumba del egipcio Tutankamón (faraón de la dinastía XVIII), descubierta por Howard Carter hace casi 100 años en el Valle de los Reyes, alberga una cámara secreta que desvelaría uno de los grandes misterios del Antiguo Egipto.

Nefertiti

Así lo ha afirmado a The Economist el reconocido arqueólogo de la Universidad de Arizona, Nicholas Reeves, quien explica que en ella podrían descansar los restos perdidos de Nefertiti, la que fuera reina de la dinastía XVIII de Egipto tras casarse con Akenatón, conocida como la madre del ‘Faraón Niño’. A pesar de que la cámara podría ser un antiguo almacén, Reeves afirma que la falsa pared cuenta con una serie dedibujos religiosos que eran utilizados para proteger el cuerpo de un fallecido.

 

Según los historiadores, la teoría de Reeves encaja con una serie de irregularidades que siempre han despistado a los egiptólogos sobre la famosa tumba de Tutankamón. Entre ellas, que la cámara en la que fue enterrado es muy pequeña y solo un poco más grande que la antesala que da acceso a ella. Así, sería lógico que el lugar hubiera sido construido para la reina, cuyo habitáculo habría sido más extenso y, más tarde, hubiera sido aprovechada una sala anterior para guardar el cuerpo del hombre.

 

Además, la hipótesis de este británico podría explicar por qué existen tantos objetos dentro de la tumba que pertenecen a otros faraones de la época y fueron reutilizados y adaptados para el conocido como ‘Faraón Niño’. A su vez, la hipótesis de Reeves desvelaría la razón por la que la zona tiene una disposición y una orientación que solo se usaba en enterramientos de mujeres. “Al ponerlo todo junto parece que encaja. Puede ser que me equivoque, pero es potencialmente el mayor descubrimiento arqueológico que se ha hecho sobre el Antiguo Egipto”, señala Reeves.

 

Pero no todos los expertos están de acuerdo. Y es que mientras que algunos egiptólogos como Kent Weeks, quien descubrió la mayor tumba conocida hasta la época en el Valle de los Reyes en 1995, afirman que es factible y fácilmente comprobable mediante un radar, a otros les cuesta creerlo. Entre los escépticos destaca Velasco, a quien no le convence la teoría. “La tumba está tan estudiada que me parece raro que se pueda descubrir algo nuevo después de 100 años. Pero habrá que esperar”, sentencia.

 

Etiquetas: Antiguo Egipto, Antigüedad, Anécdotas de la Historia

COMENTARIOS