El enigma de la pirámide número 118

Elena Sanz

piramide-reinaArqueólogos egipcios acaban de desenterrar en el desierto de El Cairo una pirámide que podría pertenecer a la reina Shesheshet, la madre del faraón Teti, fundador de la Sexta Dinastía que reinó el país entre 2323 y 2291 a.C. La Sexta Dinastía fue un tiempo de conflicto para la familia real egipcia y desgaste del poder centralizado de los faraones que dejó al país sumido en una grave crisis de pobreza, hambre y agitación social.

La pirámide, de base cuadrada, medía 22 metros de largo y 14 de alto, aunque actualmente le faltan más de 8 metros de la parte superior. Se sitúa cerca de Saqqara, el emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, y es la pirámide número 118 que se encuentra en Egipto.

De momento, el único documento localizado en la zona en el que se menciona a la reina es un papiro médico con una receta para tratar problemas capilares. Los arqueólogos accederán dentro de dos semanas a la cámara funeraria aunque, según ha adelantado el secretario general del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto, Arqueólogos egipcios acaban de desenterrar en el desierto una pirámide que podría pertenecer a la reina Shesheshet, la madre del faraón Teti, fundador de la Sexta Dinastía que reinó el país entre 2323 y 2291 a.C. La Sexta Dinastía fue un tiempo de conflicto para la familia real egipcia y de desgaste del poder centralizado de los faraones, que dejó al país sumido en una grave crisis de pobreza, hambre y agitación social.

La pirámide, de base cuadrada, medía 22 metros de largo y 14 de alto, aunque actualmente le faltan más de 8 metros de la parte superior. Se sitúa cerca de Saqqara, el emplazamiento de la necrópolis principal de la ciudad de Menfis, y es la pirámide número 118 que se encuentra en Egipto.

De momento, el único documento localizado en la zona en el que se menciona a la reina es un papiro médico con una receta para tratar problemas capilares. Los arqueólogos accederán dentro de dos semanas a la cámara funeraria, y según el secretario general del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto, Zahi Hawass, lo más probable es que la mayor parte de su contenido haya sido sustraído por los ladrones de tumbas. Pero Hawass está convencido de que encontrarán inscripciones que hablen de Sesheshet y confirmen que es allí donde descansan sus restos. No obstante, Hawass cree que encontrarán inscripciones que hablen de Sesheshet y les permitan confirmar sin lugar a dudas que es allí donde descansan sus restos.

 

 

Etiquetas: Egipto, Esfinges, Historia, Pirámides

COMENTARIOS