La legendaria infantería del Imperio Romano, en crisis

La persistente falta de reclutas romanos debida a los problemas económicos hizo inevitable recurrir cada vez más a los bárbaros.

Muy Historia
Infantería Imperio Romano

En 284 subió al trono imperial un enérgico militar, Diocleciano, decidido a poner remedio a los males del ejército. Mantuvo el grueso de las legiones en las fronteras y aumentó sus efectivos, que pasaron de unos 380.000 hombres hasta cerca de 590.000, sobre todo en la zona occidental del Imperio, para tratar de frenar la amenaza creciente de los germanos.

 

El número teórico de legiones era de 132, a las que había que añadir cientos de unidades auxiliares y de aliados. Pero este esfuerzo necesitaba de más impuestos, pues era necesario reclutar a bárbaros como mercenarios ante la falta de romanos, lo que supuso un empobrecimiento de la población.

 

La persistente falta de reclutas romanos debida a los problemas económicos hizo inevitable recurrir cada vez más a los bárbaros. Ya desde la Roma republicana las legiones habían contado con fuerzas auxiliares extranjeras, pero a partir del siglo IV su presencia experimentó un aumento espectacular. Su reclutamiento fue diverso; la mayoría eran voluntarios que se alistaban por la paga o por las posibilidades de promoción profesional, extranjeros parcialmente romanizados que desde hacía tiempo ya vivían dentro de las fronteras imperiales.

 

Otros lo hacían cumpliendo los acuerdos de paz que habían establecido con Roma en condición de aliados enrolados en grandes contingentes, conocidos como los foederati. Muchas veces, y ante la falta de dinero, sus pagas podían ser provincias enteras, que llegaban a saquear impunemente en vez de defenderlas.

 

Remite al artículo Decadencia y fin de un ejército mítico, de Juan Carlos Losada. Más información sobre el tema en el último número de Muy Historia, dedicado a la Caída del Imperio Romano.

 

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.


Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Interesante en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

 

Etiquetas: Guerras, Julio César, Romanos

COMENTARIOS