Hallan los verdaderos restos de Filipo II de Macedonia, padre de Alejandro Magno

¿Dónde se pensaba que descansaban los restos del padre de Alejandro Magno?

Muy Historia
Alejandro Magno

Los restos de Filipo II de Macedonia (382-336 a.C.), los de su esposa Cleopatra y los de su hijo recién nacido han sido por fin identificados en la Tumba 1 del Gran Túmulo en la ciudad de Vergina, en Grecia. Es algo realmente revelador, ya que hasta ahora se pensaba que los huesos del que fuera padre de Alejandro Magno descansaban en la Tumba 2, llamada ‘Tumba de Filipo’.

 

Según aparece recogido en la plataforma SINC, entre 1977 y 1978 se excavaron en el Gran Túmulo de la ciudad griega de Vergina tres tumbas monumentales que habían sido construidas para el último descanso de miembros de la realeza macedonia. En el momento en el que murió el rey preparaba un ataque a gran escala al Imperio Persa, que poco después llevó a cabo su hijo Alejandro.

 

Tras analizar los restos humanos de la Tumba 1, un estudio en la revista PNAS propone otra interpretación de las tumbas reales de Vergina. Según los investigadores, los huesos pertenecen a tres individuos, que fueron inhumados y no incinerados como los de la Tumba 2.

 

Tal y como señalan los expertos, la Tumba 1 también contenía los restos de una mujer, de unos 18 años de edad, y un bebé recién nacido. Para ellos, estos serían los huesos de la esposa de Filipo II, Cleopatra y de su hijo recién nacido, hermanastro de Alejandro Magno.

 

Tras pruebas en laboratorios, las edades estimadas para los tres esqueletos coinciden con las edades de muerte de los tres personajes. Los historiadores cuentan que Filipo II fue asesinado en el teatro de Aigai o Egas (cerca de la actual Vergina) en el 336 a.C. y su trono fue inmediatamente heredado por el joven Alejandro. Poco después de la muerte de Filipo II, fueron también asesinados su esposa Cleopatra y el hijo de ambos.

 

Etiquetas: Alejandro Magno, Historia

COMENTARIOS