Encuentran recetas para la resaca o las hemorroides en papiros egipcios

Nuevas traducciones de los Papiros de Oxirrinco

papiros-izda
Ver galería Descubierto un nuevo ataúd de la dinastía XVII del Antiguo Egipto

 

Un equipo de investigadores del Egypt Exploration Project ha logrado traducir un nuevo manuscrito  de casi 2.000 años de antigüedad que forma parte de la serie “Papiros de Oxirrinco”, cuyos documentos fueron descubiertos en 1898 por los arqueólogos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) Arthur Hunt y Bernard Grenfell en un vertedero cubierto de arena en las afueras de la antigua ciudad de Oxirrinco (Egipto).



Oxirrinco, ubicada a unos 150 kilómetros al sur de El Cairo, fue una ciudad importante en la antigüedad, ya que tras el paso de Alejandro Magno por la zona con su consecuente conquista del territorio, mantuvo un cierto grado de relevancia tanto en la época romana como bizantina. Los delicados pergaminos de papiro que abarcan desde el siglo I d.C. hasta el siglo VI, fueron preservados gracias a una cobertura masiva de arena en la zona.



Este manuscrito escrito en hojas de papiro tanto en griego antiguo como en otros idiomas, que ya representa el número 80 de los publicados hasta el momento, está centrado en tratamientos medicinales que se utilizaban en la antigüedad; entre las 30 hojas de recetas descubiertas y ya traducidas, se ha hallado una para combatir la resaca, otra para las hemorroides, varios tratamientos para el dolor de muelas o para aliviar problemas relacionados con diversas dolencias.



Desde su descubrimiento en 1898 muchos historiadores han estado trabajando incansablemente en su traducción. Los papiros ofrecen una visión cercana de cómo los médicos de la época trataban de ayudar a sus enfermos: por ejemplo, para mitigar el dolor tras una noche de bacanal recetaban una cadena al cuello con ramas hechas de un arbusto llamado laurel de Alejandría.

 

Etiquetas: Egipto

COMENTARIOS