Descifran por primera vez el genoma de varias momias egipcias

Investigadores alemanes completan el análisis del ADN nuclear de tres cadáveres embalsamados en el antiguo Egipto.

momias-egipto
Ver test ¿Cuánto sabes sobre los egipcios?

Los antiguos egipcios estaban mucho más vinculados con las poblaciones de Oriente Próximo; sin embargo, los egipcios modernos comparten más ancestros con los africanos subsaharianos. Esta es la principal conclusión de un estudio llevado a cabo científicos de la Universidad de Tübingen y el Instituto Max Planck (Alemania) en el que han analizado, por primera vez en la historia, el ADN de tres momias que datan de entre el año 1400 a.C y el 400 aproximadamente.

 

Se trata de un gran avance, pues a pesar de que la técnica de embalsamamiento pudiera hacernos pensar que extraer ADN de la piel y de los tejidos blandos de los cuerpos es algo sencillo, hasta ahora había resultado infructuoso debido a problemas metodológicos y de contaminación.

 

"El caluroso clima egipcio, los altos niveles de humedad en muchas tumbas y algunos de los químicos utilizados en las técnicas de momificación, contribuyen a la degradación del ADN y se cree que hacen que su supervivencia a largo plazo sea poco probable", explica Johannes Krause, coautor del estudio.

 

Extrayendo muestras

 

Concretamente, las muestras del estudio (hasta 151 muestras) fueron extraídas del yacimiento arqueológico de Abusir el-Meleq, situado a lo largo del río Nilo. En total, recuperaron los genomas mitocondriales de 90 individuos y los conjuntos de datos del genoma de tres individuos.

 

Los científicos querían determinar si las poblaciones antiguas investigadas tuvieron algún tipo de influencia genética ya fuese por la conquista o por la dominación durante el período estudiado, y comparar dichas poblaciones antiguas con otras modernas. "Queríamos probar si la conquista de Alejandro Magno y otras potencias extranjeras dejaron una huella genética en la población egipcia antigua", explica Verena Schuenemann, coautora del trabajo.

 

Los resultados revelaron que la genética de la comunidad de Abusir el-Meleq no se alteró durante el período de estudio, "lo que sugiere que la población permaneció relativamente poco afectada genéticamente por la conquista y el dominio de extranjeros", afirma Wolfgang Haak, también coautor del trabajo.

 

El ADN habla

 

Así, el análisis de ADN determinó también que los egipcios modernos comparten cerca de un 8% más de ancestros en el nivel nuclear con las poblaciones africanas subsaharianas que los antiguos egipcios, por lo que el gen subsahariano en las poblaciones de Egipto comenzó a fluir en los últimos 1.500 años.

 

El análisis de ADN ha sido posible gracias a modernas técnicas de secuenciación y férreos métodos de autenticidad para garantizar tanto el origen como que los datos obtenidos fuesen fidedignos.

 

El trabajo, que ayudará en la compresión de la intrincada historia de los pobladores de Egipto, ha sido publicado en la revista Nature Communications.

 

Referencia: Verena J. Schuenemann et al. "Ancient Egyptian mummy genomes suggest an increase of Sub-Saharan African ancestry in post-Roman periods" Nature Communications 8:15694. DOI: 10.1038/ncomms15694.

 

Crédito Imagen: Aegyptisches Museum und Papyrussammlung, SMB/Sandra Steiss

 

Etiquetas: Civilizaciones, Egipto, Historia

COMENTARIOS