Obras de Leonardo Da Vinci

Santa Ana, La Virgen, El Niño y San Juan

Leonardo trasladó la composición de su excepcional dibujo de Santa Ana, la Virgen, el Niño y San Juan en el Cartón Burlington al cuadro que pintaría años después. En la obra, de 1499-1500, El Niño Jesús se dispone a bendecir a San Juan Bautista. Esta obra transmite una expresividad inmensamente profunda y una gran cantidad de emociones. Según los expertos, para su conservación, este dibujo debe estar sometido a unas condiciones de luz concretas, ya que, de lo contrario, el carboncillo y la tiza acabarían desapareciendo. 

Etiquetas: Arte, Historia, Leonardo da Vinci, Renacimiento

COMENTARIOS