Los instrumentos de tortura de la Inquisición

Toro de Falaris

Empleado ya por los romanos y rescatado por el Santo Oficio, imitaba a una olla con forma de bovino. Se introducía al acusado en su interior y se encendía una fogata debajo, hasta que el reo quedaba totalmente calcinado. Los gritos de dolor del prisionero salían por la boca del animal. 

Etiquetas: España, Historia, Inquisición, Medievo

COMENTARIOS