Viaje al mundo de los íberos

Javier Flores

La "devotio ibérica"

Los guerreros ibéricos realizaban un juramento solemne. Se ponían a las órdenes de un caudillo  y  escalaban puestos en el orden social, pero –por contrapartida- juraban ante los dioses defenderle con sus armas aún a costa de su propia vida. La fama de fieros y fieles de los guerreros ibéricos hizo que fueran reclutados como mercenarios por cartagineses y griegos. Si quieres adentrarte en el mundo de los guerreros fenicios, no te pierdas una visita a la ciudad de Cástulo (Linares, Jaén). Allí conocerás todos los detalles de la Segunda Guerra Púnica, el conflicto que opuso a romanos y cartagineses y de cómo una ciudad íbera se romanizó. En la imagen se observar una tessera con un pacto de hospitalidad y una falcata.

La batalla de las Navas de Tolosa

Etiquetas: Historia, Historia de España, Reconquista

COMENTARIOS