Una princesa vikinga enterrada con una joya árabe

A finales del S. XIX un grupo de arqueólogos suecos encontraba en Birka, en la isla de Björkö, un anillo árabe.

Anillo árabe

 

El arqueólogo sueco Hjalmar Stolpe encontraba a finales del S. XIX en una tumba vikinga en la ciudad de Birka, en la isla de Björkö, a unos 30 kilómetros de Estocolmo, un anillo árabe del siglo IX.

Más de cien años pasaron hasta que en marzo de este año un equipo de investigadores liderado por el biofísico Sebastian Wärmländer, de la Universidad de Estocolmo, decidiese realizar profundos y detallados análisis con el fin de descubrir nuevos datos sobre esta extraña pieza.

Ayudados por un microscopio electrónico de barrido, estos científicos han descubierto que el poco desgaste que presentaba esta joya se debió a que la mujer que fue enterrada con él fue su única dueña.

Este anillo de plata y vidrio coloreado era extremadamente exótico en tierras vikingas, pero lo más curioso de todo es la inscripción en caligrafía cúfica (la escritura árabe más antigua) que lleva la piedra, en la que se puede leer “il-la-lah” que se tradujo como “Por Alá”.

Este anillo árabe de la princesa vikinga es el primer testimonio directo de la relación que mantuvieron estas dos lejanas civilizaciones.

Etiquetas: Arqueología, Curiosidades, Edad Media, Árabes

COMENTARIOS