Tamerlán, el último gran conquistador nómada

El 10 de abril de 1336 nació Tamerlán, noble musulmán que forjó un vasto imperio.

Tamerlán

Nacido en Kesh –en la actual Uzbekistán– el 10 de abril de 1336, Tamerlán fue un noble y líder militar y político turco-mongol al que se considera el último de los grandes conquistadores nómadas del Asia Central. El Imperio timúrida por él fundado llegó a abarcar más de ocho millones de kilómetros cuadrados entre Europa y Asia.

Se hizo con el poder en 1370, pero no pertenecía a la familia de los descendientes del Gran Khan y la tradición del Imperio mongol, aceptada por todas las tribus nómadas del Asia Central, exigía que sólo los descendientes de Gengis pudieran llevar el título de Khan y ejercer la soberanía. Por eso, Tamerlán nunca asumió el título real y, a pesar de su enorme poder, respetó escrupulosamente esta restricción, usando simplemente el título de amīr (comandante), decorado a veces con los adjetivos buzurg o kalān (grande). Posteriormente, adquirió el título de güregen (yerno real) al casarse con una princesa de la línea dinástica y se erigió en pretendido heredero genético de Gengis Khan.

Entre 1382 y 1405 (fecha de su muerte), sus grandes ejércitos cruzaron el continente euroasiático desde Delhi hasta Moscú, desde la cordillera Tian Shan del Asia Central hasta los montes Tauro de Anatolia, conquistando y reconquistando ciudades y territorios, arrasando algunos y perdonando a otros. Su fama se extendió por Europa, donde durante siglos fue una figura casi legendaria y que inspiraba un gran terror. Para algunos pueblos, afectados más directamente por sus conquistas, su memoria, 680 años después, permanece aún fresca, bien como destructor de ciudades del Oriente Medio, bien como el último gran líder del poder nómada.

Etiquetas: Asia, Edad Media, Europa, Imperio

COMENTARIOS