Sacan a la luz la catedral italiana medieval de Tusculum

El templo presenta una gran riqueza decorativa: capiteles, columnas de mármol, mosaicos...

Elena Sanz
Tusculum
Ver galería 10 sitios fósiles Patrimonio de la Humanidad

Un equipo internacional de arqueólogos ha sacado a la luz los restos de la catedral de la Rocca de Tusculum, una ciudad que fue devastada por su vecina, Roma, el 17 de abril de 1191. Se trata de los vestigios del principal templo de la ciudad, dedicado a la Santísima Trinidad, que medía 17 metros de ancho por 24 metros de largo y estaba distribuido en tres naves y un ábside orientado hacia el este. El templo presenta una gran riqueza decorativa: capiteles, columnas de mármol, fragmentos de mosaico y opus sectile con mármoles de diferentes colores, entre otros elementos, según ha explicado Leonor Peña-Chocarro, de la Escuela Española de Historia y Arqueología del CSIC, que ha participado en el proyecto que estudia los restos de la ciudad.

El templo se ubica dentro de la zona amurallada de la ciudad, donde también se han empezado a excavar recientemente los restos del palacio de los condes de Tusculum. A este linaje aristocrático pertenecieron algunos de los más importantes personajes de los siglos centrales de la Edad Media, como los tres papas que ocuparon la Cátedra de Pedro durante la primera mitad del siglo XI: Benedicto VIII, Juan XIX y Benedicto IX.

La prosperidad de Tusculum, situada a unos 30 kilómetros de Roma, dio lugar a una rivalidad política y económica entre ellas. Tras varios intentos, Roma logró destruir y arrasar definitivamente la ciudad. La investigadora del CSIC Valeria Beolchini, que también participa en la investigación, expone que “mientras que la vida en Roma continuó, la actividad de Tusculum cesó tras su destrucción, lo que ha permitido preservar intacta su historia y permite establecer paralelismos con la Roma de aquel periodo, poco conocida por las transformaciones posteriores que la ciudad sufrió a lo largo del tiempo”.

Para conocer el modo de vida económico, social y religioso, el proyecto Tusculum en época medieval: territorio, paisaje, economía y sociedad se enfoca desde un punto de vista multidisciplinar que implica el trabajo de arqueólogos, arqueobiólogos, geólogos, topógrafos e ingenieros. Peña-Chocarro destaca el papel de la arqueobiología, que “está permitiendo la reconstrucción del paisaje y de la economía del territorio”.

Etiquetas: Arqueología, Edad Media, Italia

COMENTARIOS