La edad de los señores feudales

Durante el medievo, la organización política, social, económica y militar de buena parte de Europa se basó en una relación contractual conocida como feudalismo.

Vasallos en el campo

El origen del sistema feudal se remonta al siglo V. La inseguridad que produjo el fin de las instituciones romanas había llevado a muchos campesinos a buscar la protección de los nobles y caudillos que contaban con una tropa armada propia a cambio de distintas contraprestaciones.

Sin embargo, el desarrollo del feudalismo no empezaría a hacerse efectivo hasta la desintegración del Imperio Carolingio, en el siglo IX.

En esencia, todo el sistema, que presentaba elementos peculiares en cada país, se basaba en dos conceptos: el feudo y el vasallaje.

Aunque en un principio los vasallos fueron soldados selectos de caballería que recibían distintos beneficios a cambio de un servicio, el término pasó a emplearse para designar a los nobles menores y a los hombres libres que juraban la fidelidad a un señor a cambio de protección.

A los vasallos, que estaban obligados a prestarle asistencia militar, se les otorgaba el control de determinados terrenos junto con los campesinos que los explotaban, esto es, el feudo o señorío.

La ceremonia de homenaje sellaba el acuerdo entre ambas partes, que se efectuaba en la torre homónima del castillo del señor. Allí, el vasallo se postraba y colocaba sus manos entre las de su superior; el acuerdo se cerraba con un beso.

El vasallo se beneficiaba de la explotación del feudo, pero no lo poseía, pues se trataba de derecho vitalicio y revocable. Con el tiempo, la propiedad se hizo hereditaria, pero los lazos de vasallaje debían renovarse en cada generación.

El sistema feudal tuvo su máximo apogeo entre los siglos XII y XIII, cuando se extendió a toda la sociedad. Quedó organizada así una especie de pirámide en la que los soberanos otorgaban feudos a duques, condes y marqueses que, a su vez, podían hacerlos con barones y caballeros.

Por debajo de todos ellos se encontraban los campesinos libres y los siervos.

La decadencia de la caballería y el éxito del pago en metálico, que vino a sustituir las obligaciones militares, precipitaron el declive del feudalismo.

Etiquetas: Feudalismo, Medievo

COMENTARIOS