La agricultura en la España medieval

El cortocircuito en las redes de comercio e intercambio de productos agrícolas favoreció el desarrollo de una agricultura sin más horizonte que la producción y consumo local y, en consecuencia, que la pura y dura subsistencia.

Muy Historia
Edad Media

La tierra se convirtió en este período en la única fuente de riqueza, si bien el cuadro del campesinado medieval en la España cristiana no era completamente homogéneo. No todos los campesinos gozaban de la misma categoría y condición social. El mundo del medievo era un mundo feudal y la propiedad agraria, mayoritariamente, correspondía a los reyes, la nobleza y el clero. La inmensa mayoría  de campesinos eran colonos que arrendaban su fuerza de trabajo en las villas señoriales a cambio de un manso, una pequeña parcela que cultivaban para garantizar la subsistencia de los suyos. A cambio de este privilegio estaban obligados a satisfacer unas rentas y a trabajar según las necesidades del propietario en la reserva, la parte de la villa explotada directamente por éste.

Eran los campesinos los que con su trabajo soportaban la carga fiscal del Estado, y los márgenes para eludir el círculo vicioso de la mera subsistencia eran inexistentes. Sobre el papel, salvo aquellos sometidos a servidumbre, los campesinos gozaban de una libertad jurídica que era sólo nominal, ya que en la práctica esa libertad, debido a las onerosas cargas a las que debían hacer frente para subsistir, no iba acompañada de una libertad económica y personal de la que sí gozaban, por contra, los campesinos libres, pequeños propietarios que vivían de sus propias tierras y que, por tanto, disfrutaban de una libertad jurídica y económica no sólo teórica. Con todo, la abrumadora mayoría de campesinos en la España medieval eran colonos, y estaban acostumbrados a subsistir con el agua al cuello. En un contexto de productividad bajísima y de estancamiento demográfico, con una esperanza de vida que oscilaba entre los 25 y los 30 años, vivir y sobrevivir eran una misma cosa.

Remite al artículo Labores de la tierra, de Roberto Piorno en la revista Muy Historia número 72.

Si quieres conseguir este ejemplar, solicítalo a suscripciones@gyj.es o descárgatelo a través de la aplicación de iPad en la App Store. También puedes comprarlo a través de Zinio o de Kiosko y Más.


Y si deseas recibir cada mes la revista Muy Historia en tu buzón, entra en nuestro espacio de Suscripciones.

Etiquetas: Edad Media

COMENTARIOS