Inventos decisivos para la batalla

De los cientos de inventos que han determinado la suerte de las contiendas, se pueden destacar dos.

Caballería
Ver galería El Japón de los últimos samuráis

El primero es el estribo, que llega a Europa con las invasiones germánicas. Es una pieza metálica fijada a la silla de montar, que permite al jinete colocar los pies en ella y apoyarse. Así puede descansar sobre el caballo, cabalgar con más comodidad y cargar con gran fuerza con su lanza, o golpear con su espada, sin por ello caer descabalgado.

Este simple invento permitió inaugurar la era de la caballería de la Edad Media, anulando las infanterías de la Antigüedad.

A fines de la Edad Media, los soldados de infantería armados de largas picas eran capaces de desbaratar las cargas de caballería, recuperando así el protagonismo de las batallas.

La pólvora sería el segundo. Aunque descubierta desde hacia siglos, no fue hasta fines de la Edad Media cuando comenzó a utilizarse como arma. Primero eran toscos cañones disparados contra las murallas, siendo su impacto, al principio, más psicológico que militar.

La utilización de la pólvora consiguió desplazar a la caballería y relegó el uso del arma blanca.

Sin embargo, pronto se aplicó a armas de fuego más ligeras (arcabuz, pistola y mosquete) dotando a la infantería de capacidad para vencer de nuevo a la caballería.

De mano de la pólvora, las armas de fuego siguieron evolucionando hasta la actualidad, conviertiendo a la artillería en uno de los cuerpos más decisivos en las batallas.

Etiquetas: Guerras, Medievo

COMENTARIOS