Descubierta una iglesia medieval y un sello del papa Alejandro III en Italia

El papa Alejandro III vivió entre los años 1159 y 1181.

sello Alejandro III

Los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han hallado una iglesia medieval y un sello de plomo del papa Alejandro III (siglo XII) perfectamente conservado en el yacimiento arqueológico de Tusculum (Lacio, Italia).

 

En palabras de la directora del Proyecto Tusculum, Leonor Peña Chocarro, “los resultados obtenidos permiten afirmar que el primer circuito de murallas es de época republicana y que, en los siglos centrales de la Edad Media, se recuperó el trazado y parte de los materiales constructivos para levantar un nuevo lienzo dotado de torreones defensivos”.

 

En el sello se distinguen los rostros de San Pablo y San Pedro en una de las caras, y el nombre del Papa en la otra. “Se trata de un elemento excepcional, de gran importancia histórica, que confirma la presencia del Papa con su curia en el palacio de los condes de Tusculum, situado en la Rocca, durante largos periodos de tiempo. De hecho, encaja perfectamente con el cuadro histórico que hemos podido reconstruir gracias a las fuentes del periodo”, destaca la investigadora de la Escuela Española de Historia y Arqueología del CSIC en Roma, Valeria Beolchini.

 

Por otro lado, los expertos han detectado la presencia de materiales cerámicos del siglo X a. C. que atestiguan el paso de comunidades humanas en el territorio de la acrópolis ya en la Edad del Hierro. “Esto nos permite, por primera vez, explorar la existencia de un posible poblamiento de la zona durante el primer milenio a.C.”, señalan desde el CSIC.

 

Por su parte, la iglesia medieval encontrada habría contado con grandes dimensiones (con una planta de 29 por 20 metros). Además, amontona materiales constructivos y parte del perímetro de un edificio romano de carácter público, “de una gran riqueza decorativa”. En la esquina suroeste del edificio se ha podido documentar un espacio dedicado a la cripta, utilizada como osario donde se han hallado numerosos cráneos, fémures y tibias. En la esquina noroeste, la situación es distinta: ha sido hallado el muro medieval que cerraba la iglesia por el norte cortando dos fases más antiguas de época romana.

 

“La importancia del gran edificio romano y de parte de su reaprovechamiento como iglesia en época medieval obliga a concentrar nuestros esfuerzos en la zona en los próximos años”, concluye Peña.

 

Etiquetas: Edad Media, Historia, Papas

COMENTARIOS