Auroras boreales en las islas Lofoten

Los guerreros vikingos disfrutaron de los impresionantes cielos de auroras boreales a su paso por zonas polares.

Islas Lofoten

Los vikingos dividían el año en dos estaciones: invierno y verano, con 6 meses cada una. Durante los meses de frío, estos exploradores del mar del Norte solían presenciar auroras boreales. El asombroso fenómeno atmosférico iluminaba las noches de estos fieros guerreros medievales cuando se encontraban en zonas polares, dejando espectaculares vistas como esta en las islas Lofoten.

 

Además de los impresionantes paisajes de los que disfrutaron los vikingos, estas islas cuentan con el museo Lofotr, donde se ha reconstruido la jefatura vikinga de Bogr que, por sus grandes dimensiones, se cree que pudo haber sido de uno de los jefes vikingos más poderosos del norte de Noruega. Además, todos los años en el mes de agosto se celebra un festival vikingo durante cinco días, que devuelve a los lugareños a esta época.

 

Etiquetas: Curiosidades, Historia, Medievo

COMENTARIOS