¿Qué fue el Putsch de Múnich?

En noviembre de 1923, Hitler intentó dar un golpe de Estado que se conoce como Putsch de Múnich.

Putsch
Ver test ¿Cuánto sabes sobre la Primera Guerra Mundial?

También llamado Putsch de la Cervecería, el fallido golpe de Estado llevado a cabo por miembros del Partido Nazi alemán (NSDAP) comenzó en la tarde del 8 de noviembre de 1923 y fue desarticulado a la mañana siguiente. Los hechos arrancaron a las 20:30 con la llegada a la cervecería Bürgerbräukeller –una de las más grandes y populosas de Múnich–, en la que el gobernador de Baviera, Gustav von Kahr, pronunciaba un discurso ante tres mil personas, de Adolf Hitler acompañado de unos seiscientos miembros de las SA (los "camisas pardas").

Los nazis bloquearon todas las salidas y Hitler, rodeado por GöringHess y Rosenberg, disparó un tiro al techo del local, se encaramó a una silla y proclamó a gritos: "¡La revolución nacional ha comenzado!". El gobernador y dos de sus hombres fueron tomados como rehenes y se declaró un gobierno provisional en la misma cervecería, al tiempo que partidarios del golpe ocupaban cuarteles del ejército y la policía. Al amanecer del 9 de noviembre hubo combates en el Ministerio de Defensa bávaro, que causaron dos bajas mortales.

Pero los tres rehenes fueron liberados por error y de inmediato el gobernador tomó el control de la policía. Una marcha de unos 2.500 partidarios de Hitler hasta la plaza del Ayuntamiento de Múnich acabó en un tiroteo. Hitler y Göring resultaron heridos y el futuro Führer se refugió en casa de un amigo. Pasó dos noches escondido hasta que la policía lo localizó y lo arrestó. Fue condenado a cinco años de cárcel por traición –sólo cumpliría nueve meses– y el NSDAP fue prohibido. En prisión, Hitler dictó Mein Kampf a Hess y cambió de estrategia: tomaría el poder ganando unas elecciones. Y el resto es Historia.

COMENTARIOS