¿Qué fue el Proyecto MK Ultra?

Fue el nombre en clave de un programa secreto e ilegal de la CIA de control mental, destinado a interrogatorios y torturas.

¿Qué fue el Proyecto MK Ultra?
Ver preguntas y respuestas ¿Qué era el 'Proyecto Manhattan'?

Proyecto MK Ultra –también conocido como programa de control mental de la CIA– fue el nombre en clave de un programa secreto e ilegal diseñado y ejecutado por la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA) para la experimentación en seres humanos. Estos experimentos estaban destinados a identificar y desarrollar nuevos procedimientos y sustancias para usarlos en interrogatorios y torturas, con el fin de debilitar al individuo y forzarlo a confesar a partir de técnicas de control mental. El Proyecto MK Ultra se inició por orden de Allen Dulles, entonces director de la CIA, el 13 de abril de 1953.

El primer jefe del programa fue Sidney Gottlieb. El objetivo central era producir una droga que obligara al sujeto a decir la verdad, pero había aproximadamente otros 150 proyectos de investigación y no se conoce el propósito de todos ellos. La Agencia gastó decenas de millones de dólares en MK Ultra, que fue organizado por la División de Inteligencia Científica de la CIA en coordinación con el Cuerpo Químico de la Dirección de Operaciones Especiales del Ejército de Estados Unidos. Todo ello sucedía en el contexto de la Guerra Fría y, más en concreto, de la paranoia anticomunista de los años 50 en EE UU, dominados por el maccarthismo.

Hasta 1977 no se supo públicamente de la existencia de esta operación secreta, gracias a una investigación del Senado americano que condujo a la desclasificación de 20.000 documentos de la CIA (y todavía se desvelaron otros en 2001). Para entonces, el Proyecto ya se había abandonado, pero en las dos décadas en que estuvo activo muchos ciudadanos estadounidenses y también canadienses fueron sujetos de experimentación en contra de su voluntad en universidades, hospitales y cárceles. El alcance total de los ensayos se ignora, pero se sabe que los métodos empleados para alterar las funciones cerebrales incluyeron drogas como el LSD, hipnosis, privación sensorial, aislamiento y hasta abusos sexuales.

COMENTARIOS