¿Qué esperanza de vida había durante la batalla de Stalingrado?

La violencia de los combates en Stalingrado llevó a que la esperanza de vida de un soldado soviético en aquel sangriento escenario fuera de apenas veinticuatro horas.

Batalla de Stalingrado
Ver test ¿Cuánto sabes sobre la Segunda Guerra Mundial?

Aunque es posible que la batalla de Stalingrado sea el combate más conocido y más trascendental de la Segunda Guerra Mundial, resulta imposible saber cuántos soldados soviéticos murieron en ella.

Durante la época soviética, a los historiadores rusos no se les permitió investigar las cifras de bajas, ya que las autoridades temían reconocer que el precio pagado por asestar a los alemanes aquella derrota tan decisiva para la suerte de ambos contendientes había sido demasiado alto.

De todos modos, aunque los historiadores hubieran podido dedicarse a hacer estos cálculos, la misión no hubiera sido fácil, ya que no existían registros fiables y muchos soldados muertos habían sido enterrados en lugares no identificados.

Aun así, se cree que la épica victoria de Stalingrado costó a los soviéticos como mínimo medio millón de muertos entre sus tropas, a lo que habría que sumar un número indeterminado de fallecidos civiles, quizás un millón o más, debido a la tajante orden de Stalin de no abandonar la ciudad.

Hubo una gran cantidad de soldados soviéticos que murieron antes incluso de llegar a la ciudad, tratando de atravesar el Volga desde la orilla oriental, sometida continuamente al bombardeo aéreo y de artillería, además de fuego de las ametralladoras.

Los que conseguían llegar a la orilla occidental, sobre la que se extendía la ciudad, debían pegarse al terreno y resistir a toda costa.

Retirarse no era una opción; 13.000 soldados fueron ejecutados acusados de cobardía.

No fue hasta la caída de la URSS que los historiadores soviéticos pudieron discutir abiertamente las cifras de la batalla, que si bien nunca serán exactas (debido a la ausencia de registros fiables y la proliferación de fosas comunes no contabilizadas) han aportado algunos datos oficiales, tales como la cifra de 91.000 prisioneros de la batalla final de la ciudad de Stalingrado; aunque de éstos muy pocos estaban vivos para el comienzo de la primavera: sólo 5.000 a 6.000 alemanes sobrevivieron hasta el fin de la guerra debido a epidemias de disentería y de tifus entre los prisioneros.

COMENTARIOS