¿Qué es una doula?

Actualmente existe mucha polémica entre esta figura y la de las matronas, y dado que las primeras no tienen formación sanitaria, el debate está servido.

María Fernández Rei
Embarazada
Embarazada

El origen de la palabra se encuentra en la Antigua Grecia y su significado es “sierva, esclava. El sentido actual con el que empleamos esta palabra, procedente del griego, es el de “asistenta o acompañante en el parto”.

 

Si nos remontamos a la Antigüedad, posiblemente, entre las tareas de esas sirvientes griegas se encontrase asistir al parto de la mujer de la casa y de ahí la relación con el uso del término “doula” desde los años setenta. Justo en esa época se empezó a difundir, sobre todo, por el mundo anglosajón de la mano de la antropóloga Dana Raphael, que acuñó la acepción actual de “doula” por primera vez en 1974.



La actividad de una doula se parece en gran medida a la función de una matrona. La diferencia esencial entre una doula y una matrona estriba, teóricamente, en la parcela que ocupan dentro del momento del parto.

 

La doula defiende que su papel es de acompañamiento espiritual mientras la matrona realiza las necesarias funciones sanitarias durante el alumbramiento. En principio, no tiene porqué solaparse ninguna de las ocupaciones asignadas a cada una y que previamente fueron instadas por la futura madre.



Lo cierto es que la figura de la “doula” no se encuentra profesionalizada en muchos países del mundo y la controversia la rodea sin cesar, sufriendo acusaciones de todo tipo, desde canibalismo a intrusismo profesional. Desde España, la Asociación de Doulas (AED) declara tener entre sus objetivos poder reglar su actividad.

COMENTARIOS