¿Qué era la "regalía de aposento"?

Era un impuesto inmobiliario heredado de la Edad Media.

La casa de Lope

De origen medieval, consistía en la obligación de ceder parte de la vivienda para alojar temporalmente a funcionarios reales, séquitos o militares de alto rango.

Después llegó a ser un impuesto de Madrid, al establecer Felipe II la capital en dicha ciudad en 1561.

Este término de regalía de aposento nos lleva al de “casas de malicia”, un delito inmobiliario que consistía en evitar este impuesto.

Para ello se construían casas que sólo mostraban una planta superior y trataban de ocultar la disponibilidad de espacios adicionales, como un ático.

En el actual barrio madrileño de las Letras, la casa de Lope –situada en la calle de Cervantes, 11– sería una casa de malicia porque desde fuera sólo se ve una planta superior cuando tiene dos, pero el Fénix de los Ingenios pagaba la regalía de aposento religiosamente.

Se sabe que Lope alojó en su vivienda al capitán Alonso de Contreras, en quien se inspiró Pérez-Reverte para crear el personaje protagonista de la colección literaria de las aventuras del capitán Alatriste.

Hoy día, la casa de Lope es un museo que recrea las estancias como habrían sido en el Siglo de Oro. Se considera como mejor ejemplo de casa de malicia con regalía de aposento la vivienda de Lope de Vega en el barrio de las Letras madrileño.

Como la Corte raramente se movió de Madrid, los habitantes de la ciudad tuvieron que convivir con este impuesto hasta el siglo XIX, cuando finalmente desapareció.

Hoy día, en Madrid es casi excepcional encontrar este tipo de casas debido a las numerosas reformas urbanísticas realizadas a lo largo de la Historia.

Sólo en el barrio de las Letras podemos ver los últimos ejemplos de este tipo de construcciones medievales.

COMENTARIOS