¿Qué era el harén de Pickering?

Edward Charles Pickering (1846-1919) fue un destacado astrónomo estadounidense. Nacido en Boston y graduado en Harvard, llegó a ser director del Observatorio de esa universidad.

Luis Otero
¿Qué era el harén de Pickering?

Edward Charles Pickering (1846-1919) fue un destacado astrónomo estadounidense. Nacido en Boston y graduado en Harvard, llegó a ser director del Observatorio de esa universidad.

 

A él se debe el descubrimiento junto a Vogel de las primeras estrellas binarias, en 1889, así como importantes estudios sobre los espectros estelares y la magnitud de los astros. Pero también ha pasado a la historia de la ciencia por una singular iniciativa: la de trabajar sólo con mujeres.

 

En su decisión influyeron varios motivos. Pickering admiraba al astrónomo angloalemán William Herschel, que había hecho sus investigaciones junto a su hermana Caroline, considerada la primera astrónoma profesional de la historia.

 

Por otra parte, pensaba que la tarea de análisis de los datos de las fotografías espaciales se ajustaba mejor al talento observador y paciente de las mujeres. Además, los fondos que financiaban el Observatorio procedían del legado de Henry Draper –primero en fotografiar el espectro de emisión de una estrella–, cuya sobrina Antonia Maury quería continuar su labor. Por último, no se puede obviar que en aquel mundo machista salía mucho más barato contratar a mujeres que a hombres.

 

Así pues, formó un equipo con 13 investigadoras –el harén de Pickering, para los científicos–, entre las que figuraban la citada Maury, Margaret Harwood –futura directora del Observatorio–, Williamina Fleming, Henrietta Swan Leavitt y Annie Cannon.

 

Todas hicieron importantes descubrimientos en el campo astronómico, y Pickering pasó por un jefe relativamente ecuánime, aunque a veces se le escapaban comentarios machistas fuera de lugar. Cuando Annie Cannon demostró que la secuencia de clasificación de las estrellas según el espectro de emisión –que se indicaba con letras– era OBAFGKM, él propuso memorizarla con la frase: “Oh, Be A Fine Girl, Kiss Me”. Es decir, sé una buena chica y bésame.

 

 

COMENTARIOS