¿Los medievales se bañaban?

El hábito del baño estaba bastante extendido en la Edad Media, hasta que el posible contagio de enfermedades acabó con él.

Escena de baño

 

A lo largo de numerosos siglos, incluso en la Edad Media, el baño fue una práctica habitual, sobre todo entre gente procedente de las altas clases sociales. Se introducían en grandes tinajas de madera, a menudo dos o tres personas e incluso llegaban a hacerlo hombres y mujeres juntos. También era habitual que comieran o bebieran dentro de las propias tinas, que se tapaban con una sábana para que no escapara el calor.

 

La Iglesia, contra la promiscuidad de esta costumbre

Desde el primer momento, la Iglesia ejerció una constante oposición a esta práctica, ya que consideraba este afán por la higiene algo pecaminoso y un lujo innecesario. Finalmente, tuvieron que llegar las enfermedades y la facilidad de su contagio en este medio (al menos, la Iglesia contribuyó notablemente a propagar esta información, por otro lado poco contrastada) para que decreciera poco a poco el número de baños, abandonándose finalmente esta higiénica costumbre. Y fue la rápida propagación de la sífilis lo que lo consiguió definitivamente en la Baja Edad Media.

Etiquetas:
COMENTARIOS