¿Qué tienen en común una tarjeta de crédito y el Partenón?

Exactamente el número 1,61803398... ¿Y qué tiene de especial esta cifra?

Muy Interesante

Exactamente el número 1,61803398... ¿Y qué tiene de especial esta cifra? Pues que es el número áureo, el de la belleza. Matemáticamente hablando, podemos definirlo como aquel número al que, tanto si le sumamos uno como si lo elevamos al cuadrado, sale el mismo resultado. Sin embargo, lo verdaderamente misterioso es que se trata de una cifra que podemos encontrar en el crecimiento de las plantas, en las piñas, en la distribución de las hojas en un tallo, en la formación de las caracolas, en el carné de identidad, en las tarjetas de crédito, en casi todas las cajetillas de tabaco y en el Partenón. O en el ejemplo de lo que es un cuerpo armonioso: el hombre de Vitrubio, de Leonardo da Vinci.  Si dividimos la altura del ser humano por la distancia del ombligo a la punta de los dedos obtendremos el número áureo. Y no sólo eso: en 1966 se descubrió que la relación que existe entre abejas hembras y machos en una comunidad es cercana al número áureo. Ahora es posible que no nos resulte sorprendente que el Partenón pueda enmarcarse en un rectángulo áureo -aquél que del cociente de su longitud por su altura sale el número áureo-. ¿Y hay algo más bello que una Visa sin límite de gasto?

COMENTARIOS